Endesa invertirá 600 millones en 700 MW renovables para reemplazar el cierre de Compostilla

Share

Endesa tramita actualmente la sustitución de los 1.050 MW de potencia instalada de la central térmica de Compostilla II, localizada en Cubillos del Sil (León) y que hoy pone fin a su operación, por 700 MW eólicos y solares que serán promovidos en la zona durante los próximos años, con una inversión de alrededor de 600 millones de euros, según informa la compañía en un comunicado.

De esta potencia, 450 MW ya tienen confirmada su conexión a la red; se trata de los parques de Alto Cabrera (144 MW) y Trabadelo (110 MW) y de la planta solar de Villameca (196 MW). Hay otros proyectos con la conexión en trámite que suman 250 MW.

La promoción de estas instalaciones creará unos 2.900 puestos de trabajo al año drurante la fase de construcción, entre 2023 y 2025. No obstante, una vez en operación, solo serán 55 personas las que presten servicio por tiempo indefinido.

La planta de Compostilla II pondrá fin a su operación tras sesenta años de actividad en cumplimiento de los nuevos requerimientos ambientales en vigor desde el 1 de julio, y a la espera de que el Ministerio para la Transición Ecológica emita una resolución autorizando el cierre de la planta.

La térmica contaba con tres grupos operativos, con una potencia total de 1.050 MW, mientras que otros dos grupos, que sumaban 480 MW, ya habían sido dados de baja por obsolescencia y actualmente se encuentran en proceso de desmantelamiento.

Endesa presentó en diciembre de 2018 una solicitud formal de cierre de la instalación, en línea con los objetivos de la política energética nacional fijados por el Ministerio para la Transición Ecológica y de acuerdo con su Plan Estratégico, para conseguir un sistema energético totalmente descarbonizado.