Sacyr planea un despliegue en renovables

Share

El presidente de la constructora Sacyr, Manuel Manrique, anunció este jueves, tras la celebración de la Junta General, que la nueva estrategia del grupo pivotará sobre varios pilares: aumentar el perfil concesional, rebajar los riesgos financieros, seguir con la política de retribución a los accionistas y dar un impulso a la sostenibilidad integral.

Entre septiembre y noviembre tendrán finalizado el nuevo plan estratégico 2021-2025, después de haber “cumplido el Programa Estratégico 2015-2020 con anticipación y de manera contundente y sólida, ya que ha permitido generar un volumen de caja tres veces superior, ha diversificado las fuentes de financiación y ha convertido la empresa en un grupo más sostenible”, según Manrique.

El plan estratégico prestará especial atención a las energías renovables, que actualmente suponen el 17% de los ingresos de la compañía, aunque no se ha concretado cuánto.

“Trabajaremos en dar valor a todo el grupo. Crearemos una unidad específica de sostenibilidad y enfocaremos todo hacía el medio ambiente”, ha subrayado el presidente. Para ello, se ha creado un comité ejecutivo de sostenibilidad que presidirá el propio Manrique y se desarrollará una unidad específica, enfocada hacia la protección del medio ambiente, los ingresos verdes, la ingeniería de agua y las energías limpias.

El comité de dirección y el presidente, Manuel Manrique, dejan pendiente de cobro el 20% de la retribución variable anual, hasta que la situación económica actual se “estabilice”. Igualmente, el dividendo complementario previsto abonar en junio, de 0,054 euros, queda en suspenso a la espera de la evolución también de la crisis derivada de la Covid-19.

“Apostamos por proyectos seguros, rentables y que generen caja, sin obsesionarnos con la cifra de negocios, para mantener así los riesgos reducidos”, ha señalado a los accionistas el máximo ejecutivo de Sacyr.