España, entre los países con mayor concentración de empleo asociado a las renovables en 2050

Share

Fruto del convenio de colaboración suscrito en 2014 entre el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y Joint Research Centre de la Comisión Europea (JRC), investigadores de estos dos centros y del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han publicado recientemente en la revista científica Renewable and Sustainable Energy Reviews (Factor de impacto: 10,556) el artículo titulado “Analysing the influence of trade, technology learning and policy on theemployment prospects of wind and solar energy deployment: The EU case”, que analiza la creación de empleo asociado a las tecnologías renovables en los Estados Miembros de la Unión Europea en el período 2014-2050.

Dicho artículo, estima la creación de empleo asociado a las energías eólica y solar fotovoltaica en Europa hasta el año 2050 “aplicando una innovadora metodología”, según afirma el IDAE en un comunicado, y explica que su principal novedad es que considera la influencia de algunos factores clave, tales como el aprendizaje tecnológico y las importaciones y exportaciones. La validación de esta metodología se ha llevado a cabo comparando los resultados obtenidos en el pasado (período 2008-2014) con los publicados por Eurobserv’er, las desviaciones existentes son mínimas, lo cual demuestra el potencial de la metodología empleada.

Los resultados están desagregados por actividad (fabricación, instalación y operación y mantenimiento – OyM), año y país para diferentes escenarios. En total se han considerado cuatro escenarios futuros diferentes, procedentes del modelo  JRC-EU-TIMES.

De acuerdo con el estudio, se espera que el empleo total de las tecnologías analizadas aumente significativamente, pasando de 456.000 empleos en 2014 a 658.000 empleos en 2050. Estos resultados sugieren que las energías renovables pueden ser un motor importante para el empleo en Europa en el medio plazo.

Este crecimiento en el empleo, será impulsado principalmente por la energía solar fotovoltaica. Por su parte, la energía eólica terrestre mantendrá sus niveles de empleo en 2050 similares a los de 2011. En términos relativos, será la energía eólica marina quién experimentará el mayor crecimiento en el período analizado, aunque su participación en términos absolutos será aún modesta al finalizar dicho período.

La evolución del número de empleo en términos absolutos, potencia acumulada y potencia anual instalada por tecnología se muestra en la siguiente figura:

Fuente y Gráfico: IDAE

 

En cuanto a las diferentes actividades a lo largo de la cadena de valor, entre 2014 y 2050, la mayor parte del empleo se creará en actividades de operación y mantenimiento (133.000 empleos), seguida de las actividades de instalación (54.000 empleos). La Federación Nacional de Instalaciones de España (FENIE) anunció recientemente que considera imprescindible adoptar medidas urgentes ante la falta de personal cualificado en las empresas instaladoras habilitadas.

La fabricación de equipos será la actividad que menos acuse el aumento del empleo en el período analizado.
En 2050, el empleo total se concentrará en Alemania, España, Italia, Reino Unido, Francia y Dinamarca. Por su parte, la creación de empleo en el período 2014-2050 se concentra en el Reino Unido, Francia, Italia, los Países Bajos y España, principalmente debido al despliegue fotovoltaico.

El impacto positivo en términos de empleos brutos sería particularmente beneficioso para los países con una tasa de desempleo relativamente alta.