Se buscan instaladores fotovoltaicos profesionales

Share

La Federación Nacional de Instalaciones de España (FENIE) considera imprescindible adoptar medidas urgentes ante la falta de personal cualificado en las empresas instaladoras habilitadas. Y es que, para el sector de las instalaciones es una tarea bastante difícil conseguir ocupar los puestos vacantes con trabajadores especializados.

“Aunque siempre ha sido una tarea complicada lograr personal cualificado, con el cambio de modelo energético que estamos viviendo, con la implantación de energías renovables y con el cambio de movilidad, se han disparado las oportunidades de negocio, y, por tanto, el número de puestos a ocupar dentro de las empresas del sector, aun considerándose una de las profesiones con más futuro debido a las posibilidades que ofrece a largo plazo”, afirma la Federación.

Uno de los factores que se consideran clave para potenciar esta profesión es la formación profesional. La falta de alumnos en los ciclos formativos incentiva la falta de personal cualificado. Desde FENIE y las Asociaciones se están realizado diferentes acciones para potenciar este tipo de formación, siendo conscientes que todavía queda bastante camino por recorrer.

Las asociaciones que forman FENIE están trabajando muy activamente en trasladar a los estudiantes el atractivo de la formación profesional, en concreto, en aquellos ciclos vinculados al sector de las instalaciones. Por un lado, impartiendo charlas formativas sobre las posibilidades que ofrece la formación profesional en el sector de las instalaciones en los centros de educación secundaria. Y, por otro lado, en los centros de Formación Profesional donde el acompañamiento está más enfocado en facilitar o ayudar a los estudiantes en su última etapa formativa en conseguir un puesto de trabajo en las empresas instaladoras o, del mismo modo, asesorarles a crear su propia empresa de instalaciones.

Otro de los factores que, desde el sector de las instalaciones consideran clave en esta falta de personal cualificado, es la falta de valor que este tipo de profesiones tiene en la sociedad y más, entre la gente joven, a pesar de la importancia que las empresas instaladoras tienen en el nuevo modelo de sociedad más sostenible, eficiente y digital.

“Aunque es un sector que, actualmente se encuentran en auge, las empresas instaladoras habilitadas hacen bastante hincapié en la necesidad de potenciar mucho más la Formación Profesional, y que deje de ser un mero escape a los estudios superiores para convertirse en opciones reales a los que acceder”, añade FENIE.

UNEF destaca que la actividad del sector fotovoltaico español es una gran oportunidad para la economía española. La huella de empleo del sector alcanza los 24.526 trabajadores en 2017 y crece hasta 29.306 en 2018, logrando con ello una participación del 0,13 y del 0,15% del empleo nacional respectivamente.