Energía verde y un ahorro de 3,2 GWh al año en el nuevo contrato de suministro del Gobierno de Islas Baleares

Share

La electricidad de todas las instalaciones de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares (CAIB) para los años 2020 y 2021será 100% procedente de fuentes renovables, y el nuevo contrato de suministro firmado con Endesa incluye la implantación de iluminación eficiente en todos los edificios así como la puesta en marcha de siete plantas fotovoltaicas para autoconsumo.

El vicepresidente y conseller de Transición Energética y Sectores Productivos de las Islas Baleares, Juan Pedro Yllanes, y el director general de Endesa en Baleares, Martí Ribas, presentaron el pasado viernes el contrato de suministro energético de todas las instalaciones.

Como parte del contrato, la empresa adjudicataria se encargará de la puesta en marcha de siete instalaciones fotovoltaicas con una potencia total de 600 kWp. Concretamente, se ubicarán en Menorca (Edar Ciutadella Sur), dos en Ibiza (Centro de Salud de Sant Antoni y la Residencia de Can Blai) y cuatro en Mallorca (Residencia de Son Güells, IES Santanyí, Cepa Balanguera y Residencia Son Llebre).

El nuevo contrato de suministro energético de la CAIB tiene un presupuesto de 71 millones de euros para los años 2020 y 2021 e incluye, además, más de 800 puntos de suministro con un consumo total de 212 GWh, lo que supone un ahorro respecto al 2019 de 3,2 GWh al año.

Movilidad eléctrica

Por otro lado, el Govern ha cerrado 2019 con la instalación de más de 300 puntos de recarga de vehículos eléctricos. La Dirección general de Energía y Cambio Climático subvencionó durante 2019 instalaciones de recarga de vehículos eléctricos por valor de 9,2 millones de euros. Esto permitió la puesta en marcha de 282 instalaciones, de las cuales algunas son dobles y ha supuesto superar los 300 nuevos puntos de recarga en un año.

Concretamente, se han adjudicado lotes para 58 instalaciones por valor de 1,5 millones de euros; 56 instalaciones a través del Pla MOVES por valor de medio millón de euros; 50 instalaciones a administraciones públicas por valor de 3,5 millones de euros; 73 instalaciones rápidas y semirrápidas por valor de 3,4 millones de euros, y 45 instalaciones a empresas por valor de 0,3 millones de euros.

Para el año 2020 la Conselleria de Transición Energética y Sectores Productivos seguirá impulsando nuevos programas de ayudas para fomentar la movilidad eléctrica en las Illes Balears. De hecho, se prevé llegar a incrementar en más de 500 los nuevos puntos de recarga.

La proliferación de puntos de recarga de vehículos eléctricos en toda la geografía balear permitirá dar un servicio de calidad y fomentar la movilidad eléctrica a las Islas, tal y cómo se recoge a la Ley de cambio climático aprobada a principios de 2019. Además, de esta manera se sigue trabajando para cumplir uno de los puntos de los Acords de Bellver para llevar a los 1.000 puntos de recarga en 2025.