Iberdrola cambiará por renovables sus dos últimas térmicas de carbón

Share

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha anunciado este domingo que cerrará las dos últimas centrales de carbón que la energética tiene en el mundo, situadas en Velilla (Palencia), y Lada (Asturias) y, así, “Iberdrola se convertirá así en la mayor eléctrica del mundo sin producción de carbón”, ha dicho.

La empresa ha propuesto al Ministerio para la Transición Ecológica el cierre de las plantas de Lada (Asturias) y Velilla (Castilla y León), y planea construir en su lugar unos 420 MW eólicos y fotovoltaicos. El ministerio estableció el pasado año que las eléctricas deben presentar planes de transición justa para que se les autorice el cierre de las centrales térmicas. 

Iberdrola añade que el empleo se mantendrá íntegramente, y recolocará al 100% de la plantilla para el desmantelamiento de ambas plantas, labor que durará unos cuatro años.

La empresa afirma en un comunicado que, cuando se produzca la aprobación del Ministerio, habrá cerrado e17 centrales térmicas de carbón y fuel oil en distintos países en 15 años, con más de 8.500 MW de potencia y su generación será 100% sin emisiones.

La semana pasada, la energética anunció que comenzará en 2020 la construcción de 150 MW en la zona de Almaraz, y desplegará 400 nuevos MW en Extremadura: ha enviado a trámite dos proyectos en Cedillo (100 MW) y cuenta con acceso a la red para la promoción de una planta fotovoltaica de más de 300 MW en la zona. Uno de los proyectos incluirá baterías.