Mujeres en el trabajo: Campañas desde los tejados hasta las zonas industriales

Share

pv magazine: Hace seis meses que asumió usted el cargo de Directora General de SolarPower Europe.

Walburga Hemetsberger: Ha sido muy agradable unirse a SolarPower Europe durante una era de gran crecimiento solar. Como con todos los nuevos trabajos, ha sido un reto, por supuesto, pero también muy gratificante. He aprendido mucho sobre la tecnología y lo fascinante que es. Realizamos un par de eventos exitosos, como el SolarPower Summit. También hemos estado muy presentes en conferencias como la de Intersolar Europe. Además, hemos sido premiados como la mejor asociación global de Europa.

 

Justo en el momento de su toma de posesión, SolarPower Europe anunció sus planes de elaborar una política industrial para el sector solar del continente. ¿En qué punto se encuentran?

Publicamos nuestra estrategia industrial en el Foro Industrial de Energías Limpias en marzo, donde la presentamos a la Comisión. Desde entonces, hemos estado muy ocupados desarrollando la estrategia. Organizamos nuestro cuarto foro de alto nivel de la industria en Intersolar Europe, donde tuvimos oradores de alto nivel de la industria que dijeron que ahora es el momento adecuado para fortalecer la cadena de valor en Europa. En nuestra Perspectiva del mercado solar, prevemos un crecimiento del 110% para el mercado solar de EU28. Y veremos que ese crecimiento continuará en los próximos dos años. Esta demanda es uno de los elementos que se necesitan para tener una industria en Europa.

 

¿Tendrá esa estrategia como objetivo principal apoyar la fabricación de módulos u otros componentes de la industria, con posibles solapamientos con la alianza de baterías?

Yo diría que no se solapan, pero sí estamos estudiando la alianza de baterías, porque queremos tener algo similar para el sector solar. Y nuestro objetivo es apoyar toda la cadena de valor. Un punto de enfoque, por ejemplo, sería la construcción de sistemas fotovoltaicos integrados. Y estamos buscando tecnologías de vanguardia como la heterounión y las perovskitas. Nos gustaría contar con el apoyo de la Comisión Europea en particular, ya que presentarán un proyecto de estrategia industrial a finales de este año y estamos abogando por la inclusión de la energía solar en esta estrategia industrial. Confiamos mucho en ello, ya que la presidenta electa de la Comisión, Ursula von der Leyen, ha anunciado que presentará una estrategia industrial que incluirá tecnologías limpias.

 

Usted ha estado impulsando una campaña de energía fotovoltaica en tejados, bajo la cual se ha propuesto animar a los Estados miembros a adoptar políticas de apoyo a la energía solar en tejados. ¿Cree que está teniendo suficiente aceptación?

En junio, lanzamos una campaña para utilizar los tejados para producir electricidad verde con energía solar. Por lo tanto, estamos intentando convencer a las instituciones europeas de que deben actuar al respecto y utilizar el espacio que tenemos en Europa para la energía solar. Estamos al principio de este proceso y actualmente estamos recogiendo firmas. Esto ha sido bastante satisfactorio, y continuaremos haciéndolo hasta finales de octubre. A continuación, queremos presentar al Parlamento Europeo y a la Comisión los resultados de nuestra campaña y colaborar con ellos en la búsqueda de soluciones.

SolarPower Europe ha comenzado a impulsar un mayor aprovechamiento de la generación de energía solar en tejados en toda Europa.

Imagen: SolarPower Europe

El Parlamento Europeo ha celebrado elecciones recientemente en las que han resultado vencedores los partidos verdes, pero también grupos de extrema derecha. ¿Cuál es su perspectiva para trabajar con el nuevo parlamento en estos objetivos de la industria?

En primer lugar, creo que las elecciones han sido muy positivas para la energía solar, porque como has mencionado, el grupo de los verdes se ha fortalecido. Pero también otras partes tenían soluciones climáticas en sus programas. Las cuestiones climáticas ya han sido consideradas prioritarias en el Parlamento. En general, estamos muy contentos con el resultado de las elecciones. Dicho esto, cuando se trata del proceso de toma de decisiones, ya no existe una gran coalición, por lo que los procesos de toma de decisiones pueden ser un poco más difíciles.

 

El Parlamento acaba de elegir a Ursula von der Leyen como la próxima presidenta de la Comisión Europea, pero el grupo de los Verdes ya ha rechazado su política climática. ¿Cree usted que las propuestas sobre el clima de las distintas partes son suficientemente ambiciosas?

Creo que el programa propuesto por von der Leyen es en general muy positivo para la energía solar. Es una buena noticia que haya anunciado un “nuevo acuerdo verde” para Europa en sus primeros 100 días. Y hay una serie de prioridades que ya ha mencionado para apoyar las energías renovables en general y la energía solar en particular. Por ejemplo, la reducción del 55% de CO2 que mencionaba para 2030, que podría tener un efecto muy positivo en la energía solar. Pero, de hecho, estamos totalmente de acuerdo en que existe una urgencia climática a la que nos enfrentamos. Nos quedan 12 años para encontrar soluciones decentes. Y por eso también pedimos a las instituciones de la UE que apoyen nuestra campaña en los tejados. Creemos sinceramente que esta puede ser una de las soluciones, y que se puede reaccionar muy rápidamente, pero para ello se necesita apoyo político.

 

¿Cree usted que Finlandia, que asume la Presidencia nacional, podrá aportar su impulso a la escena política europea?

Obviamente, no será fácil. Pero con su objetivo de ser neutrales en cuanto al clima para 2035, les sitúa en una buena posición para llevar a la UE a ser neutrales en cuanto al clima. Los líderes de la UE no han logrado llegar a un acuerdo sobre la agenda emisiones netas cero para 2050, debido a que un par de Estados miembros han vetado tal decisión. Pero creo que Finlandia tiene un papel que desempeñar en los próximos meses para volver a poner sobre la mesa a los líderes de la UE y proponer soluciones y convencer a los Estados miembros que aún no están convencidos. Y realmente son solo algunos de ellos. Tenemos 22 Estados miembros inscritos que ya están apoyando una agenda de emisiones netas cero para 2050.