Baleares amplía en un millón de euros las ayudas a particulares y Pymes destinadas a instalar placas fotovoltaicas

Share

El Consejo de gobierno en funciones aprobó el pasado viernes ampliar con un millón de euros las ayudas para instalar placas fotovoltaicas destinadas a particulares, pequeñas y medianas empresas, asociaciones empresariales y entidades sin ánimo de lucro.

La decisión se ha tomado después de haber resultado insuficiente el importe de 1.800.000 € para cubrir todas las solicitudes que se han presentado. Estas ayudas están cofinanciadas con fondos FEDER.

La convocatoria, dotada inicialmente con 1,8 millones de euros, se abrió en diciembre de 2018 y finalizó el pasado mes de marzo. Con la ampliación de los fondos destinados a la convocatoria, se intenta cubrir el máximo de solicitudes ya presentadas, sin que suponga que se abra un nuevo plazo de presentación.

De acuerdo con la convocatoria, los particulares pueden recibir subvenciones del 50% del coste de las placas y las empresas, del 40%.

Por otro lado, durante el mes de mayo, el Gobierno de las Islas Baleares ha resuelto las subvenciones destinadas a la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos, que supondrán la instalación de 561 puntos entre los años 2019 y 2020 en el conjunto de las Islas por un valor de 8,7 millones de euros.

Los fondos destinados a los puntos de recarga han sido finalmente 8,3 millones de euros procedentes del impuesto de turismo sostenible y otros 400.000 € procedentes de fondos propios de la Consejería de Territorio, Energía y Movilidad. Precisamente, se ha decidido destinar a cubrir ayudas para placas fotovoltaicas un remanente de un millón de euros de fondos de esta consejería inicialmente previsto para puntos de recarga.

Así, en 2019 se han resuelto—o están en trámite de resolución— más de 8,7 millones de euros destinados ayudas para puntos de recarga y 2,8 millones destinados a empresas y particulares para instalar placas solares.

Además, a principios de abril se abrió la convocatoria para la línea de Ayudas del Programa SOLBAL, dotado con 40 millones de euros cofinanciados por FEDER, para impulsar la instalación de parques fotovoltaicos en las Islas Baleares. Las solicitudes de ayuda a los proyectos pueden presentarse hasta el 5 de julio. Junto con esos 40 millones, se prevé una segunda partida de 20 millones que se activaría en caso de ser necesaria. Dichas subvenciones deberían facilitar la instalación de entre 230 y 250 MW de nueva potencia según UNEF.