Holaluz lanza con Fundeen el primer PPA colaborativo de España

Share

Holaluz vuelve a ser pionera: fue la primera comercializadora de energía en lanzar al mercado una tarifa plana en España: la ‘Tarifa Justa’; y también llevó a cabo la primera instalación de autoconsumo eléctrico compartido de España en un bloque de viviendas de Rubí (Barcelona).

Ahora anuncia, de la mano de la plataforma de inversión colectiva Fundeen, la firma del primer PPA colaborativo de España.

Fundeen ofertará a través de su plataforma instalaciones fotovoltaicas para que los ciudadanos interesados puedan participar en su construcción a partir de una inversión mínima de 500 euros.

Holaluz, por su parte, se compromete a adquirir la energía generada por estos proyectos a un precio pactado entre las partes, a través de un PPA, y también actuará como representante ante el mercado.

Con un crecimiento anual por encima del 50%, ebitda positivo por segundo año consecutivo y una propuesta clara y diferencial en el ámbito del autoconsumo doméstico, Holaluz es la empresa tecnológica de energía verde que más está creciendo en España.

Holaluz se ha propuesto alcanzar los 1.000 MW en PPAs para finales de 2021. El fuerte ritmo de crecimiento que está experimentado la compañía obliga a buscar este tipo de contratos para poder asegurar un precio estable a sus clientes, así como garantizar que esta energía sea de origen renovable.

Fundeen es la primera plataforma en España especializada en la inversión en energías renovables, autorizada por la CNMV como plataforma de equity crowdfunding, y ha financiado ya dos proyectos por un importe total de más de 170.000 euros, gracias a los más de 110 inversores que decidieron participar en las oportunidades evaluadas y presentadas por la plataforma.

Fundeen también pretende ayudar a aquellos promotores que tienen proyectos de energías renovables con licencias y permisos pero no encuentran financiación. “Nosotros filtramos los proyectos y estudiamos su rentabilidad”, explica Bautista. La aportación mínima es de 500 euros y se puede invertir en instalaciones de hasta 10 MW que, según las estimaciones de los fundadores, otorgarían una rentabilidad media anual de aproximadamente un 7%.