La Comunidad Valenciana reduce en dos años el plazo para instalar plantas fotovoltaicas de menos de 5 MW

Share

La Generalitat Valencia ha aprobado una modificación de la Ley de ordenación del territorio, urbanismo y paisaje (Lotup) que agiliza los plazos para instalar determinadas plantas fotovoltaicas. Gracias a las nuevas modificaciones, los promotores de los parques fotovoltaicos no están obligados a pedir la Declaración de Interés Comunitario (DIC) cuando la instalación no supere 5 MW de potencia y ocupe menos de diez hectáreas, o cuando se ubique en las cubiertas de las edificaciones legalmente emplazadas en el medio rural. Además, las empresas podrán construir plantas fotovoltaicas de cualquier tamaño sin la DIC en zonas rurales que cuenten con un plan especial de usos vinculados a la utilización racional de los recursos naturales.

La Declaración de Interés Comunitario se había convertido en un requisito urbanístico propio de la Comunidad Valenciana que estaba ralentizando la implantación de centrales fotovoltaicas e hasta dos años.