Telefónica superará a final de año su objetivo de ser 50 % renovable y prevé llegar al 70 % en 2019

Share

El 50 % del consumo de electricidad de Telefónica finales de año será renovable, frente al 47 % del cierre de 2017. Según el Plan de Energía Renovable de la empresa, se prevé que en 2019 superará el 70 %.

El Plan se apoya en cuatro líneas de acción en función de los diferentes mercados en los que opera y la regulación vigente en cada uno: adquisición de electricidad renovable con garantía de origen; acuerdos de compra de energía a largo plazo (PPAs); acuerdos bilaterales de menor duración y autogeneración.

Los principales avances se han producido este año en Brasil, México y Chile. Desde noviembre, el 100 % del consumo de energía de Telefónica en Brasil provendrá de fuentes renovables, con la obtención de energía renovable certificada. Y en diciembre, contará con generación distribuida de energía proveniente de CGHs (Centrales Generadoras Hidroeléctricas) en el área de concesión de la Compañía Energética de Minas Gerais – CEMIG. Así, la filial brasileña de la empresa, Vivo, reducirá un 65 % sus emisiones de CO2 a partir de 2019.

Este Plan de Energía Renovable reportará al grupo un ahorro potencial del 6 % en la factura de energía en 2020 y hasta un 26 % en 2030, y evitará que lleguen a la atmósfera cada año alrededor de 1,5 millones de toneladas de CO2 en 2030.

Por otra parte, en México, Telefónica ha empezado a consumir energía del parque solar más grande del país, KAIXO Solar, que cuenta con una extensión similar a la de 200 campos de fútbol. Con ello, el 40 % del consumo de electricidad de la compañía en el país será renovable.

En países más regulados como Chile, Telefónica compra un 20 % de su energía eléctrica en el mercado libre, lo que le ha permitido optar por un suministrador renovable.

En Uruguay y Costa Rica, la compañía ha seguido potenciando el uso de energía solar y son ya prácticamente 100 % renovables gracias al mix de generación del propio país.

Además de la compra, Telefónica apuesta por incorporar la autogeneración renovable en los emplazamientos más idóneos. Hoy la empresa tiene más de 4.000 estaciones base que funcionan con energía renovable, y en países como Uruguay la compañía está apostando por vender incluso la energía limpia excedente de su actividad a la red de distribución eléctrica.