El consumo eléctrico de las grandes empresas desciende un 2,3 % en septiembre

Share

Comparado con septiembre de 2017, y si nos centramos en las cinco actividades con mayor consumo eléctrico, la demanda de la metalurgia ha descendido un 2,6 %, la industria química un 14,3 %, la fabricación de otros productos minerales no metálicos ha aumentado un 2 %, la industria de la alimentación un 3,3 % y la industria del papel un 1,8 %.

Las actividades que más han aportado al consumo de las grandes empresas durante este mes han sido el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado con un aumento del 26,1 %, la industria de la alimentación (3,3% ), la fabricación de otros productos minerales no metálicos (2 %), el comercio al por mayor e intermediarios del comercio, excepto de vehículos de motor y motocicletas (4,4 %), y la industria del papel (1,8 %).

Si se observan los datos de los últimos doce meses, el consumo eléctrico de estas empresas, corregidos los efectos de la laboralidad y las temperaturas, ha aumentado un 0,1 % respecto al mismo periodo del año anterior. Por sectores, el consumo de la industria ha descendido un 0,8 % y el de los servicios ha aumentado un 0,7 %.

Todos los datos de consumo eléctrico de cada una de las actividades económicas se pueden consultar con más detalle en la sección del IRE en la web de Red Eléctrica.

El IRE es un indicador cuyo objetivo es facilitar información sobre la evolución del consumo eléctrico del conjunto de las grandes y medianas empresas, entendidas como aquellas que tienen una potencia contratada superior a 450 kilovatios. Las medidas se recogen en más de 23.400 puntos de alrededor de 13.900 empresas. El consumo que representa el IRE supone en torno al  47 % de la demanda eléctrica total, correspondiendo el resto de la demanda a consumidores residenciales y otros tipos de consumo.