El uso de fotovoltaica en el cultivo intensivo del olivar puede ahorrar hasta un 67 % de diésel en sistemas híbridos

Share

En las últimas décadas, el olivar en intensivo o superintensivo ha experimentado un crecimiento espectacular. Aunque se trata de un cultivo tradicionalmente de secano y así se mantiene en las plantaciones donde se produce el aceite más valorado del mundo por el EVOOWR (el Ranking Mundial de Aceites de Oliva Virgen Extra), hay lugares donde, debido al aumento de precio del aceite producido con aceitunas de secano, dedican ni más ni menos que el 18 % de la superficie total de cultivo al olivar con riego, como fue Extremadura en 2016.

Esta conversión incrementa considerablemente la producción y la energía que se destina al cultivo, y no suelen recibir premios por su calidad los aceites de oliva de aceituna de regadío.

Un artículo de investigación de científicos italianos, españoles y portugueses publicado en la revista Elsevier titulado “Energy and environmental performances of hybrid photovoltaic irrigation systems in Mediterranean intensive and super-intensive olive orchards” analiza el gasto energético y ambiental de dos sistemas de riego fotovoltaico híbridos de gran potencia a escala comercial (HPVIS) instalados en olivares mediterráneos intensivos y superintensivos

El recoge un análisis de soluciones híbridas fotovoltaicas y las compara con la red eléctrica y con generadores diésel. Finalmente, establece una comparación de los beneficios ambientales de HPVIS con las fuentes de energía convencionales.

El consumo energético y la huella ambiental se evaluaron a través de los tiempos de recuperación de la energía y el carbono (EPBT y CPBT). Los resultados muestran EPBT de 1,98 y 4,58 años en Marruecos y un CPBT de 1,86 y 9,16 años para HPVIS en Portugal. Además, los HPVIS lograron tasas de emisión bajas, correspondientes a 48 y 103 g de CO2e por kWh generado.

También se analizó el consumo de electricidad de red y combustible diesel, antes y después de la implementación de HPVIS. Los resultados obtenidos muestran un ahorro de energía fósil del 67 % para la granja marroquí y del 41 % para los portugueses.

Según el documento, la hibridación es la única alternativa rentable para aplicaciones fotovoltaicas cuando una plantación requiere riego en horas en las que no brilla el sol. Por lo tanto, analizar y comparar el impacto ambiental de la hibridación fotovoltaica y diésel puede ser muy útil para el diseño y la mejora de este tipo de plantaciones. Finalmente, la aplicación de HPVIS a los olivares y la comparación de los beneficios ambientales con otras fuentes de energía convencionales y técnicas de riego también representa una nueva contribución valiosa a la bibliografía existente en el campo.

El riego con solar está muy extendido en países de América Latina. En el un foro internacional celebrado en abril en Roma, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación presentó un Informe mundial en el que anima a extender los sistemas de riego con solar. “La rápida expansión de un riego con energía solar cada vez más asequible, ofrece soluciones viables que abarcan los vínculos entre agua, energía y alimentos, ofreciendo una magnífica oportunidad para que los agricultores en pequeña escala mejoren sus medios de subsistencia, prosperidad económica y seguridad alimentaria”, aseguró la Directora General Adjunta de la FAO, Helena Semedo.

La FAO presentó también las Herramientas en línea sobre sistemas de riego con energía solar, desarrolladas conjuntamente con la Agencia de Cooperación Internacional de Alemania (GIZ) y diseñadas para proporcionar orientación práctica a los usuarios finales, responsables de las políticas y donantes.