PSOE y Unidos Podemos incluyen en sus presupuestos medidas para abaratar la luz y potenciar las renovables

Share

Aunque faltan muchos grupos parlamentarios para que se aprueben los Presupuestos Generales de 2019 (PGE) acordados el pasado jueves por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, las compañías eléctricas se resintieron en bolsa el jueves y el viernes. Ante la amenaza de cortes en su retribución, la jornada del día 11 sumó pérdidas de más de 3.400 millones de euros.

El viernes 12 de octubre, festivo y Día de la Hispanidad, Endesa  bajó un 4,01 %, el mayor descenso del Ibex; seguida de Acciona, que lo hizo un 3,97 %, e Iberdrola, un 3,44 %. Por su parte, Enagás ha perdido un 2,93 %; Red Eléctrica, un 2,04 %; y Naturgy ha caído un 1,96 %;

Los PGE dedican un capítulo entero a la transición energética. Con el fin de frenar la subida de los precios de la energía, sobre todo la luz, para evitar perjudicar a los consumidores más vulnerables y afrontar la transición energética con energías más limpias, se han acordado varias propuestas que pueden impactar en las cuentas de resultados de las eléctricas. Entre ellas, se cuentan:

1.- La creación de una grupo de trabajo para acordar tanto un Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética como el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima.

2.- Reformas estructurales del sistema para acabar con la sobrerretribución (conocida como “beneficios caídos del cielo”) que reciben en el mercado mayorista determinadas tecnologías instaladas en un marco regulatorio “anterior a la liberalización y han recuperado sobradamente sus costes de inversión”.

Aunque no las enumera, estas tecnologías son la hidráulica y la nuclear, cuyas centrales fueron construidas hace décadas. Además, en el caso de la hidráulica funcionan con un bien público, el agua que utilizan en concesión a cambio de un canon menor.

Las centrales están más que amortizadas y deben, por tanto, cobrar un precio más bajo al de mercado. El mercado eléctrico mayorista hace que todas las tecnologías cobren al mismo precio, que lo marca la más cara en ese momento. Una posibilidad podría ser establecer un límite a lo que determinadas tecnologías pueden cobrar en el mercado eléctrico. La diferencia entre el precio del mercado y ese límite se considerará un ingreso del sistema eléctrico y será destinado, directamente, a abaratar la factura de la luz de todos los consumidores”.

3.- Revisar los pagos por capacidad, de manera que se limiten a medidas condicionales, transitorias, sin distorsiones, de último recurso y de acuerdo con el cumplimiento de los objetivos de reducción del precio de la electricidad, excluyendo la posibilidad de incurrir en ayudas ilegales y conforme en todo momento a la normativa europea vigente en la materia. Se refiere a los pagos por capacidad que reciben las centrales de gas natural por estar disponibles cuando, por ejemplo, las renovables no permiten cubrir la demanda, limitándolos a “medidas condicionales, transitorias, sin distorsiones, de último recurso y de acuerdo con el cumplimiento de los objetivos de reducción del precio de la electricidad, excluyendo la posibilidad de incurrir en ayudas ilegales y conforme en todo momento a la normativa europea vigente en la materia.”

4.- Modificar la factura eléctrica con el objetivo de: reducir el porcentaje que representa término de potencia; que el término variable de la componente regulada sea incremental en función de la energía consumida, de forma que el coste a pagar por las personas consumidoras por los primeros Kwh sea inferior a los siguientes, incentivando la eficiencia energética.