UNEF publica su informe anual 2018

Share

En el marco de la presentación del Informe Anual 2018 del sector fotovoltaico, la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) ha hecho públicas las principales cifras de evolución del sector de 2017 en España.

Según la organización, los datos ponen de manifiesto un punto de inflexión y cambio de rumbo del sector determinado, entre otros aspectos , por la adjudicación de 3,9 GWde nueva potencia en la subasta celebrada en julio de 2017; la competitividad tecnológica del sector y el progresivo abaratamiento de los costes de producción; los objetivos de penetración de las energías renovables en el mix energético definidos en el marco legal de la Unión europea, hoy materializados en la nueva Directiva europea de Energía Renovable; y la creciente concienciación respecto al desarrollo del autoconsumo como medida eficaz e indiscutible para el ahorro energético y reducción de emisiones CO2.

Los datos obtenidos a partir del PRETOR y MINETAD y fuentes consultados por UNEF muestran un crecimiento del 145 % en instalación de potencia fotovoltaica, marcando el mayor nivel desde el año 2012. Los 135 MW instalados (55 MW en 2016) se encuentran, sin embargo, lejos del nivel de los países del entorno. En Europa, España ocupa el 5.º puesto, después de Francia, en potencia fotovoltaica acumulada según datos de la Agencia Internacional de la Energía. No obstante, a 31 de marzo de 2018 existen en torno a 30 GW de potencia solar fotovoltaica en tramitación, de la que se espera que un alto porcentaje se traduzca en potencia instalada en funcionamiento en los próximos años.

Los principales datos macroeconómicos del sector fotovoltaico en 2017 muestran un crecimiento sustancial respecto al año 2016 : la contribución total del sector fotovoltaico al PIB se sitúa en torno al 0,3 % (3.935 M€ en 2017 y 3.781 M€ en 2016); las exportaciones del sector fotovoltaico alcanzan la cifra de 938 M€ (919 M€ en 2016) y se estima que más de 70 empresas asociadas a UNEF tienen actividad en 72 países; la huella total de empleo arroja la cifra de más de 19.000 puestos de trabajo en 2017 (18.377 trabajadores en 2016); el gasto de las empresas españolas del sector en I+D+i fue de 60 M€en 2016 y en 2017 un 2,5 % más, lo que supone un 1,6 % de su facturación, el doble de la media española situado en torno al 0,89 %.

Dentro del marco legal necesario para dotar al sector de la estabilidad y regulación necesaria para su desarrollo, en línea con el marco internacional en cuanto a generación e inversión sostenida, UNEF solicita del Gobierno medidas encaminadas a poner freno a la inseguridad jurídica a través de estabilidad en retribución a los proyectos fotovoltaicos antiguos y adjudicados por subasta durante toda su vida útil; en el ámbito del autoconsumo energético, la eliminación de las cargas y peajes sobre la energía autoconsumida; la simplificación, certidumbre administrativa y regulación de autoconsumo colectivo; la actualización y simplificación de acceso y conexión a la red; y la convocatoria de nuevas subastas en Canarias e Islas Baleares.

En este sentido, la Asociación Española Fotovoltaica (UNEF), que representa a más del 85 % del sector, solicita:

-la creación de una Ley de Transición Energética y Cambio Climático en línea con los compromisos en materia de medio ambiente establecidos en el Acuerdo de París que facilite e impulse una senda de crecimiento sostenido, el desarrollo de su potencial y el fomento de la inversión para las energías renovables;

-el establecimiento de un nuevo sistema de mercado para las energías renovables;

-una nueva fiscalidad ambiental;

-la reestructuración de la tarifa eléctrica;

-el fomento de la electrificación;

-el apoyo a la internacionalización del sector, particularmente a las PYMES.

A pesar de su enrome potencial, España ocupa el quinto lugar de Europa respecto a la potencia total instalada (4,9% y 5,6 GW), a pesar de haber sumado menos de 750 MW en los últimos 6 años.