Repsol adquiere una planta de 264 MW en Extremadura

Share

Después de anunciar su plan para invertir en energías renovables en mayo, el grupo petrolero español Repsol ha dado su primer paso en el sector de la energía solar a través de la adquisición de un proyecto de €210 millones cerca de Badajoz, Extremadura.

Se trata de Valdesolar Hive, una empresa propietaria de un proyecto de energía solar de 264 MW en Valdecaballeros, por aproximadamente 210 millones de euros. La iniciativa aún necesita obtener varios permisos administrativos y ambientales según algunos medios financieros, incluido Expansión, que fue el primero en reportar la transacción.

Según un documento publicado en el Diario Oficial de España en julio, el proyecto utilizará 775.750 módulos solares y 13.375 seguidores, e incluye la construcción de una línea de transmisión de 400 KV. Los costos de construcción se estiman en alrededor de € 164.7 millones.

Si se construye, la instalación solar será la tercera más grande de Extremadura, después de los proyectos Núñez de Balboa (500 MW) y Talaván (300 MW).

Valdesolar Hive es una unidad del desarrollador británico Hive Energy, que tiene una amplia cartera de proyectos fotovoltaicos en España. En marzo, la compañía dijo a pv magazine que poseía 14 proyectos solares por un total de 896 MW, que ya se había asegurado la aprobación de Red Eléctrica de España (REE). Más tarde en julio, la misma empresa reveló que su cartera de proyectos solares españoles había alcanzado 1.5 GW.

Repsol, por su parte, anunció su intención de invertir en energías renovables a mediados de mayo. “El grupo está analizando alternativas para combatir el aumento de la temperatura global, apostando por una estrategia efectiva con el menor costo posible para los ciudadanos”, dijo el gigante petrolero en esa época.

En julio, también anunció una cooperación con la empresa española de energía y operador de sistemas de transmisión europeos, Enagás, bajo la cual producirán hidrógeno renovable.

A pesar de este nuevo desarrollo, Repsol dejó en claro en todas sus declaraciones sobre esta nueva estrategia que el gas seguirá siendo uno de los pilares clave de su transición energética.