Acciona prueba tecnología de membrana en su piloto flotante de Sierra Brava

Share

La planta fotovoltaica flotante desarrollada e instalada por Acciona Energía en el embalse extremeño de Sierra Brava –provincia de Cáceres– fue la primera de su tipo en contar con conexión a la red eléctrica en España.

Aquí se analiza el comportamiento de seis campos fotovoltaicos flotantes en los que se están probando diferentes configuraciones de tipos de paneles solares, inclinaciones y sistemas de flotación, además de su integración con el ecosistema del entorno.

La última tecnología instalada en Sierra Brava está compuesta por una estructura circular, una delgada membrana hidro-elástica de menos de dos milímetros de grosor donde se colocan hasta 770 paneles bifaciales.

Esta membrana consta de un sistema propio de amarre y anclajes al fondo mediante 74 dados de hormigón, lo que le proporciona mayor flexibilidad y resistencia ante el fuerte oleaje y las rachas de viento. Esta característica es lo que permite que, además de simplificar su sistema de amarre al fondo en presas y embalses, la energía solar fotovoltaica flotante pueda dar el salto al mar.

Los módulos se instalan con un ángulo de 0º, de forma paralela a la superficie, por lo que se reduce la resistencia al viento y el consiguiente “efecto vela”, lo que también simplifica el sistema de amarre al fondo.Según Acciona Energía, el sistema resiste vientos de hasta 275 km/h y olas de hasta 10 m.

Estos paneles de doble cristal se apoyan directamente sobre la membrana, por lo que aprovechan al máximo la refrigeración del agua. También permiten que se pueda caminar sobre ellos, lo que facilita las labores de mantenimiento del sistema.

Por otro lado, la membrana requiere de menos materiales para su instalación y ocupa menos espacio: una membrana de 0,6 MWp cabe en un contenedor de doce metros, por lo que se reduce la huella de carbono asociada al transporte.

También se simplifica y se agiliza la instalación, lo que permite instalar hasta una plataforma flotante diaria; y Acciona Energía señala que se pueden ensamblar múltiples plataformas a la vez.

El nuevo módulo se suma a cinco sistemas flotantes adyacentes en los que la compañía estudia el comportamiento y rendimiento de distintas soluciones para solar flotante.

Operativa desde julio de 2020, la planta solar flotante de Sierra Brava, en el término municipal de Zorita (Cáceres), es la primera instalación fotovoltaica flotante conectada a red en España.

En el momento de su inauguración en 2020, la planta tenía 1,125 MW de potencia instalada y es un proyecto demostrativo de innovación que permitirá estudiar diversas soluciones técnicas para la instalación de paneles solares sobre la superficie de lagos o embalses. Consta de 3.000 módulos fotovoltaicos de diversos tipos, distribuidos en cinco estructuras de flotación distintas y en diferentes configuraciones de colocación, orientación e inclinación. El objetivo es analizar el rendimiento productivo y los costes de instalación y mantenimiento de las diferentes soluciones.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.