La Universidad Politécnica de Valencia finaliza la instalación fotovoltaica de casi 1 MW en 11 edificios del campus

Share

El proyecto fotovoltaico de 910 kW de autoconsumo para la Universitat Politècnica de València, que fue adjudicado a la empresa valenciana Fulton, consta de once instalaciones que se han ejecutado en las cubiertas de diferentes edificios del campus. El presupuesto de licitación del proyecto es fue de 1.369.116 euros, sin embargo, el presupuesto de adjudicación fue de 916.659,76 euros. Además, el plazo de ejecución ha sido de seis meses. Se estima que las instalaciones entren en funcionamiento el mes de junio.

Los 1.459 módulos fotovoltaicos de 670 kW se ubican en las cubiertas de once edificios del campus de Vera. Los módulos fotovoltaicos son de dos tipos, de la marca china Risen y del modelo RSM 132-8 660BMDG, y de la marca alemana Sunova, del modelo SS-BG670-66M DH-G12. Estos modelos no son las que venían especificados en el proyecto, principalmente debido al plazo de entrega. El montaje de los paneles solares dió comienzo en enero y está previsto que los 910 kW de autoconsumo entren en servicio en el mes de junio. Los soportes son de la marca alicantina Ennova. Los inversores son de la marca china Huawei de 30 kW, 50 kW y 100 kW.

“La ejecución de la obra sigue de manera general el proyecto de licitación, aunque ha habido ligeros cambios, como pequeñas variaciones de número de paneles en alguna de las cubiertas o cambio en potencia de inversores, pero la potencia instalada será la que venía marcada en proyecto”, explicó a pv magazine, Luis Hernández, jefe del Servicio de Infraestructuras de la UPV.

Hernández indicó que el proyecto en sí es relativamente sencillo, puesto que casi todas las placas se colocaron en cubiertas planas de fácil acceso. Solo una de ellas, la del edificio 5O, es una cubierta inclinada.

La instalación del edificio 5O se compone de un total de 498 módulos de 670 W, agrupados eléctricamente en 27 series, 15 de ellas de 18 módulos cada una y las otras 12 series de 19. Los módulos se instalaron coplanares a la cubierta, que tiene una inclinación de 7,35° con la distribución indicada en los planos. Este edificio carece de vallado perimetral o línea de vida en la cubierta, por lo que dentro del alcance del presente proyecto se instalaron tres líneas de vida permanentes, una en cada una de las aguas de la cubierta. Los inversores se instalaron dentro del edificio 5O en la nave central. Desde este punto partirá la línea eléctrico de evacuación hasta el cuadro general del edificio 5Q, en el que se inyectará la energía generada.

No hay baterías de acumulación en la instalación. Asimismo, Hernández señaló que una vez concluya el proyecto, el mayor reto técnico será la instalación de un antivertido general a la entrada del campus, en media tensión, para intentar aprovechar al máximo la energía generada, y agregó que no hay baterías de acumulación en la instalación.

“No hubo nunca problemas económicos, dado que el equipo rectoral está muy concienciado con el uso de energías renovables siempre y siempre ha apostado por llevar a cabo este proyecto”, aseguró Hernández.

“Es muy difícil calcular el período de retorno, puesto que es complicado calcular el coste de la energía con la variabilidad que tiene ahora mismo. Pero podríamos considerar que alrededor de dos o tres años. El campus de Vera tiene una potencia de consumo mínima de entre 2,6 MW y 2,8 MW, por lo que en principio se podrá utilizar toda la energía producida”, afirmó Hernández.

La instalación de fotovoltaica de 910 kW se financia con fondos europeos Next GenerationEU, cuyas ayudas se solicitaron en enero de 2022 y se resolvieron en septiembre de 2022. La ejecución de las obras se licitó en abril de 2023.

Este proyecto fotovoltaico se completará con la instalación que se ejecutará en el edificio del rectorado, dentro del proyecto de rehabilitación energética financiado por el PIREP, superándose así los 1,2 MW de instalación de fotovoltaica en el campus de Vera. Además, hay una subvención por parte de la Conselleria de Agricultura proveniente de los Fondos del Plan de Resiliencia.

En la actualidad se redacta una segunda actuación que consitirá en una nueva instalación fotovoltaica de alrededor de 1 MW.

La gestión de los proyectos y la ejecución de estas instalaciones corre a cargo del Servicio de Infraestructuras de la UPV. Amalio Llácer ha sido el ingeniero industrial.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.