EnerVenue lanza una nueva variante de batería de metal-hidrógeno

Share

La startup estadounidense EnerVenue ha desarrollado una nueva versión de sus baterías de níquel-hidrógeno para aplicaciones de almacenamiento y energías renovables a gran escala.

“La versión más reciente de las baterías de EnerVenue amplía la durabilidad de las soluciones, la flexibilidad operativa y los beneficios de rentabilidad para proyectos de almacenamiento estacionario a través de innumerables casos de uso”, dijo el fabricante en un comunicado. “Las ESV de nueva generación pueden realizar ciclos flexibles de hasta tres veces al día, con tasas de descarga de dos a 12 horas, lo que permite aplicaciones y modelos de negocio únicos para desarrolladores, integradores y propietarios.”

Según se informa, la batería tiene una vida útil de 30 años y 30.000 ciclos, y el fabricante ofrece una garantía de 20 años y 20.000 ciclos que garantiza al menos un 88% de capacidad restante de la batería después de ese período.

EnerVenue afirma que su tecnología de baterías de níquel-hidrógeno puede funcionar a temperaturas de entre -40 ºC y 60 ºC. También puede proporcionar los ciclos prometidos sin degradación y a distintos ritmos, para una amplia gama de capacidades de carga rápida y lenta.

Según la empresa, la batería tiene una eficiencia que oscila entre el 80% y el 90%, dependiendo de la tasa de ciclos, y su densidad energética por pie cuadrado es igual o mejor que la de las baterías de iones de litio.

En mayo, EnerVenue llevó a cabo evaluaciones UL 9540A de propagación de incendios por fuga térmica a nivel de célula, módulo y unidad. Según Majid Keshavarz, director de tecnología de EnerVenue, la empresa certificó sus recipientes de almacenamiento de energía según la norma UL 1973. Según Keshavarz, los resultados de las pruebas UL 9540A validan la química de las baterías de la empresa como la mejor opción para los clientes que desean eliminar los riesgos térmicos o de incendio en sus instalaciones a escala de red.

La tecnología de las baterías de níquel-hidrógeno es especialmente buena en condiciones remotas y duras, con temperaturas de funcionamiento que oscilan entre -40 ºC y 60 ºC, como demuestra su uso en satélites de la NASA.

EnerVenue recaudó 125 millones de dólares en una oferta de capital de serie A en diciembre de 2021 de Schlumberger, Saudi Aramco Energy Ventures y la Universidad de Stanford. Fue asesorada por Barclays. La ronda de financiación siguió a otra ronda semilla de 12 millones de dólares a principios de ese año.

En marzo, EnerVenue anunció sus planes de invertir en una gigafactoría en el estado norteamericano de Kentucky, donde diseñará, fabricará y probará sus recipientes de almacenamiento de energía de hidrógeno y níquel. EnerVenue ha recibido más de 7 GWh de compromisos de clientes, incluidos pedidos de Pine Gate Renewables, la unidad Green Energy Renewable Solutions de Nicon Industries y Schlumberger New Energy.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

Fabricantes de inversores: FIMER busca comprador y Fronius elimina 650 puestos de trabajo
19 julio 2024 Las ofertas vinculantes para hacerse con el fabricante italiano Firmer deberán presentarse antes del 15 de octubre de 2024. Por su parte, la empresa a...