No modificar el mercado eléctrico de la UE y apoyar las inversiones en renovables: recomendaciones de ACER

Share

 

En octubre de 2021, la Comisión Europea encargó a la Agencia de la Unión Europea para la Cooperación de los Reguladores de la Energía (ACER) que evaluara las ventajas y los inconvenientes del actual diseño del mercado mayorista de la electricidad de la Unión Europea y que formulara recomendaciones para su mejora.

Ahora, ACER ha emitido su evaluación final del diseño del mercado eléctrico de la Unión y considera en su informe que el actual diseño del mercado mayorista de la electricidad garantiza un suministro de electricidad eficiente y seguro en condiciones de mercado relativamente «normales».

No obstante, el informe llega en un momento de precios volátiles de la electricidad y una inseguridad del suministro sin precedentes relacionada con la invasión rusa de Ucrania, pero también incide en la importancia de que la Unión mantenga su mecanismo de fijación de precios de la electricidad y preserve el Mercado Interior de la Energía como activo clave para hacer frente a la crisis.

“Además, es probable que algunas mejoras a largo plazo resulten fundamentales para que el marco cumpla la ambiciosa trayectoria de descarbonización de la UE en los próximos 10-15 años, y para que lo haga a un coste menor, garantizando al mismo tiempo la seguridad del suministro”, explica.

Lo argumenta afirmando que, aunque las circunstancias actuales que afectan al sistema energético de la UE distan mucho de ser «normales», ACER considera que el diseño actual del mercado eléctrico no es el culpable de la crisis actual. Por el contrario, las normas del mercado vigentes han contribuido en cierta medida a mitigar la crisis actual, evitando así los cortes de electricidad o incluso los apagones en algunos sectores.

Medidas para evitar distorsiones

ACER aboga por las opciones políticas menos intervencionistas siempre que sea posible. El informe enumera diferentes medidas según su riesgo potencial de distorsiones del mercado, y recomienda 13, por este orden:

  1. Acelerar la integración del mercado eléctrico, aplicando lo ya acordado
  2. Mejorar el acceso a los acuerdos de compra de energía renovable (PPA)
  3. Mejorar la eficiencia de los sistemas de apoyo a la inversión en renovables
  4. Estimular la creación de mercados para aumentar la liquidez en los mercados a largo plazo
  5. Integrar mejor los mercados a plazo
  6. Revisar (y potencialmente reducir, si se justifica) los requisitos de garantía
  7. Preservar la señal de precios al por mayor y eliminar las barreras a los recursos de la demanda que proporcionan flexibilidad
  8. Proteger a los consumidores más necesitados de la volatilidad de los precios
  9. Abordar las quiebras evitables de proveedores, consiguiendo el equilibrio adecuado
  10. Abordar los obstáculos no relacionados con el mercado, garantizando que la generación y las infraestructuras se construyan a un ritmo adecuado
  11. Considerar con prudencia la necesidad de intervenir en el mercado en situaciones extremas. En caso de hacerlo, considerar la posibilidad de abordar «las causas fundamentales»
  12. Considerar la posibilidad de una intervención pública para establecer instrumentos de cobertura contra futuras crisis de precios
  13. Considerar una «válvula de alivio temporal» para el futuro cuando los precios al por mayor suban inusualmente rápido a niveles altos

 

Más PPAs, comercio transfronterizo e inversión en renovables

Esas son las medidas estrella de ACER. Según un estudio encargado por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la Comisión Europea se estima que, para 2030, los PPAs cubrirán entre el 10% y el 23% de la generación combinada de energía solar y eólica. además, los PPA proporcionan acceso ala financiación para la construcción de activos.

Por otro lado, el comercio transfronterizo aportó 34.000 millones de euros de beneficios en 2021, al tiempo que contribuyó a suavizar la volatilidad de los precios, según ACER. La integración del mercado diario ofrece electricidad más barata en toda Europa y facilita el crecimiento de las energías renovables. En particular, el acoplamiento del mercado garantiza que la electricidad fluya en general de las zonas con precios bajos a las zonas con precios altos. Cuando hay cantidades limitadas de electricidad eólica y solar generada localmente, los Estados miembros se benefician de la electricidad relativamente más barata (incluida la electricidad renovable) producida en otros lugares de Europa. Del mismo modo, el acoplamiento del mercado permite a los Estados miembros garantizar los niveles deseados de seguridad del suministro, incluida la generación de reserva, el almacenamiento o la respuesta de la demanda. Estas soluciones serán cada vez más necesarias para equilibrar los patrones fluctuantes de generación de las centrales eólicas y solares.

Además, la integración del mercado mantiene la volatilidad de los precios más baja de lo que sería, como confirma el análisis realizado por los Operadores Nominados del Mercado Eléctrico (NEMO) a petición de ACER.

 

 

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.