La OCU valora las mejores opciones para autoconsumo fotovoltaico residencial

Share

 

La Organización de consumidores y usuarios (OCU) ha realizado un estudio sobre simuladores fotovoltaicos para una instalación residencial. Para ello, ha solicitado presupuesto a través de los simuladores de 17 compañías, tras cumplimentar los formularios con los datos de una misma vivienda: un chalé unifamiliar situado en una pequeña localidad próxima a Tarancón (Cuenca, Castilla-La Mancha) con un consumo de 3.500 kWh anuales y una potencia contratada de 4,6 kW. La vivienda dispone de un tejado de 36 m2 con una inclinación de 30º y orientación sur.

Para la valoración, se ha considerado la información que solicitan y la que ofrecen las empresas – compañías especializadas, comercializadoras eléctricas y grandes superficies–, si el tamaño de la instalación propuesta es adecuado a las características de la vivienda y a su consumo y también si el cálculo de ahorro y tiempos de amortización es exacto para la instalación. “Cuando proponen una tarifa eléctrica o un plan de financiación, también se han calificado”, explican.

 

Primer problema: falta información o piden demasiada

La información que solicitan los simuladores debería bastar para hacer estimaciones precisas y, como mínimo, tendrían que pedir dónde se encuentra y la orientación de la superficie que soportará los paneles en la vivienda, así como el consumo. La OCU explica que algunos simuladores solicitan el CUPS, que a las comercializadoras de electricidad les permitirá acceder a los datos reales de consumo; otras preguntan por el consumo anual de la vivienda en kWh y algunas solicitan el importe de la factura mensual, “un dato más fácil de recordar pero que solo permite un cálculo aproximado”, dice la organización.

Con estos criterios, hay siete que merecen una nota muy buena o buena en la columna “Información que solicitan”: AFYT, ContigoEnergía, Endesa, EngelSolar, Holaluz, Powen y Solari Power. Solo Holaluz y Leroy Merlin solicitan el CUPS.

“Rees-Solar solo solicitaba unos datos de contacto, por lo que su valoración es mala, pero dejamos un mensaje con las características de nuestro escenario y recibimos un presupuesto. También Iberdrola merece mala nota, pues no pregunta por el consumo de la vivienda”, dice la organización en el informe. El simulador de Leroy Merlin parece no funcionar, dice la OCU.

 

Fuente y gráfico: OCU

Exageran el autoconsumo y el ahorro

Si bien los presupuestos analizados por la OCU rondan los 4.500 euros y las instalaciones suelen estar, salvo excepciones, bien dimensionadas (“el 60 % de los simuladores apenas se desvían de nuestros cálculos”, indica la OCU), casi todas exageran el ahorro y el porcentaje de autoconsumo.

Cinco compañías no indican la energía que pueden generar, entre ellas, Repsol, Iberdrola y Holaluz, de la que la OCU señala que «recomienda una instalación disparatada” de 18 paneles, cuya producción sería llamativamente alta.

Para poder comparar los precios, que oscilan entre los 4.281 euros de Naturgy y los 8.800 de Holaluz (por su excesivo número de paneles solares), la OCU ha calculado el coste por cada vatio de potencia. En este sentido, los precios oscilan entre los 2,82 euros/vatio pico de Naturgy a los 1,3 de Holaluz por su instalación sobredimensionada.

En cuanto al porcentaje de autoconsumo, cuánta energía de la que producimos vamos a usar en casa y cuánta verteremos a la red, siete empresas no ofrecen este dato (Iberdrola y Otovo porque no preguntaron cuánto consumíamos), y las que lo ofrecen, generalmente sobrestiman el autoconsumo. “Solo Repsol y Solari Power calculan un porcentaje algo inferior incluso al nuestro”, dice la OCU.

10 de las 17 empresas indican unos ahorros que exceden, a veces por mucho, al calculado por nosotros para esas instalaciones, que oscilaba entre 330 y 470 euros anuales. Holaluz, Otovo y Solari Power se pasan por 300 euros nada menos. ContigoEnergía y EDP Solar son los que mejor se ajustan a las previsiones de la OCU.

 

Pagan por kWh generado hasta un 75% menos de lo que cobran

Varios simuladores pertenecen a compañías eléctricas y propusieron tarifas que compensan al usuario por los excedentes de energía que genera su instalación (la que no se autoconsume). Idealmente, el precio al que nos cobran la energía y el que nos pagan por la que generamos debería ser parecido, tras deducir peajes y cargos. “La más generosa es EDP, con la que solo ‘perdemos”’el 35 %. La más rácana es Holaluz, que descuenta nada menos que un 75%, además de aplicar tarifas elevadísimas para la energía que nos vende”, dice la OCU.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.