Las implicaciones para las perovskitas europeas del complicado divorcio entre Meyer Burger y Oxford PV

Share

El desarrollador de perovskita de Reino Unido Oxford PV y el fabricante suizo de tecnología fotovoltaica de heterounión (HJT) Meyer Burger parecen abocados a una difícil disociación, al menos en lo que respecta a la «cooperación exclusiva» de las empresas para la comercialización de la tecnología fotovoltaica de perovskita en tándem. Y dado que muchos reconocen que los dispositivos de perovskita en tándem representan el futuro de la energía fotovoltaica de alta eficiencia, el desarrollo podría representar una interrupción significativa de la comercialización de la tecnología en Europa.

Oxford PV anunció el viernes el fin de la cooperación, y Meyer Burger declaró ayer que estaba «explorando sus opciones legales» en respuesta a este hecho.

La disolución de la «cooperación exclusiva» no se esperaba, ya que la asociación parecía tener una base sólida, sobre todo gracias a la considerable inversión de Meyer Burger en Oxford PV.

«Me sorprende un poco», dijo Alex Barrows, director de investigación de la consultora de fabricación fotovoltaica Exawatt. «Desde el punto de vista de alguien que mira desde fuera, la cooperación parecía encajar bien: Oxford PV parece centrada en hacer perovskita en HJT en lugar de, por ejemplo, utilizar una célula inferior más barata y de menor eficiencia, y Meyer Burger es sin duda uno de los líderes en lo que respecta a la fabricación de HJT.»

Oxford PV ha atribuido la decisión estratégica detrás de la separación al pivote de Meyer Burger en la fabricación – que se produjo después de que las empresas habían entrado en la colaboración, en marzo de 2019. El acuerdo de cooperación inicial debía establecer una línea de tándem HJT/perovskita de 200 MW e implicaba que Meyer Burger tomara una participación del 18,8% en Oxford PV. El acuerdo también incluía una opción para que Meyer Burger duplicara esa inversión a finales de 2020, opción que parece no haber sido aprovechada.

El anuncio de la «cooperación exclusiva» firmada en 2019 incluía la declaración: «Meyer Burger, además, desarrollará equipos para industrializar la producción en masa de las capas de perovskita depositadas sobre las células de fondo de heterounión de silicio». Aunque las empresas no han facilitado a pv magazine más detalles concretos sobre la cooperación, parece que es ahí donde quizás surgió el conflicto.

 

Divergencia tecnológica

La línea de producción de HJT de Meyer Burger se basa en procesos de PECVD (deposición química de vapor por plasma) para la producción de células de doble unión de silicio cristalino (a-Si)/silicio amorfo (a-Si). Suministró estas líneas a REC, con sede en Singapur, antes de tomar la decisión de dedicarse a la fabricación de módulos HJT por sí misma, un giro anunciado en junio de 2020. Sin embargo, los procesos de PECVD no se utilizan habitualmente para la deposición de perovskita.

«Se puede depositar la perovskita de muchas maneras diferentes. Se puede evaporar o hacer algún tipo de impresión, pulverización o recubrimiento seguido de un recocido», explica Barrows, de Exawatt, que realizó su doctorado en nuevos materiales fotovoltaicos y métodos de deposición. «Pero si Oxford PV está pulverizando [el semiconductor de perovskita], podría tener mucho sentido trabajar con un experto en esa área, como Von Ardenne u otro proveedor que esté establecido en el mundo de la capa fina. Oxford PV podría simplemente trabajar directamente con un experto en sputtering o en deposición de película fina [en lugar de con Meyer Burger]».

Aunque tanto Meyer Burger como Oxford PV confirman que la primera está suministrando la «línea de fabricación llave en mano» para la producción de la segunda en Brandeburgo, Alemania, es poco probable que Meyer Burger esté construyendo la herramienta de deposición de perovskita por sí misma. Más bien, es probable que trabaje con un proveedor de equipos externo, un acuerdo común en el suministro de líneas de producción fotovoltaica llave en mano. Oxford PV dijo a pv magazine la semana pasada que su proceso de producción de perovskita se basa en el sputtering.

Hay cierto nivel de contención en cuanto a la preparación de las instalaciones alemanas de Oxford PV, en términos de los procesos de perovskita. Oxford PV dijo a pv magazine la semana pasada que todas las herramientas necesarias, excepto una, están listas. Meyer Burger afirma que la producción aún está lejos.

El comunicado de la empresa suiza de tecnología fotovoltaica decía hoy: «La evaluación de Meyer Burger era, y es, que la tecnología de perovskita en tándem solo alcanzará la madurez tecnológica y de proceso requerida, la fiabilidad del producto y la estructura de costes para una producción en masa competitiva, dentro de unos años.»

 

Anuncio

Las empresas también están en desacuerdo sobre cómo se comunicó la decisión de Oxford PV de poner fin al acuerdo, ya que Meyer Burger afirma que solo se enteró de la medida a través de las comunicaciones públicas.

Lo que sí está claro es que el movimiento de Oxford PV podría dejar a Meyer Burger con un bache en su hoja de ruta tecnológica.

«Desde un punto de vista estratégico, parece que esto podría crear un poco de dolor de cabeza para Meyer Burger, asumiendo que la compañía mantenga los tándems de perovskita/HJT como un pilar clave de su hoja de ruta tecnológica», dijo Barrows. «Anteriormente, parecía que gran parte del desarrollo específico de la perovskita se subcontrataría a Oxford PV. Ahora, Meyer Burger tendrá que hacer más cosas internamente». Sin todos los detalles sobre quién posee qué propiedad intelectual es difícil decir hasta qué punto esto podría ser un revés, pero podría imaginar que podría retrasar los movimientos de Meyer Burger en esta área.»

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.