Menos beneficio para la suiza Edisun Power, pero nuevos proyectos a la vista en Portugal

Share

Con un “Sólidos resultados en un entorno difícil», la compañía fotovoltaica suiza Edisun Power vuelve a utilizar hoy el mismo concepto que en la presentación de resultados de agosto: «un sólido resultado en un ambiente desafiante”.

Aunque la ejecución de su cartera de 206 MW en Portugal está “en gran medida en marcha”, los efectos de la pandemia provocada por la Covid-19 se están haciendo sentir. Edisun consiguió conectar a la red antes de finales de año su primer proyecto en el país, la planta de Mogadouro, de 50 MW, en el noreste de Portugal. La empresa compró el proyecto a Smartenergy Invest a principios de 2019 con el objetivo de vender la energía solar en el mercado sin subsidios gubernamentales ni tarifas de alimentación. Sin embargo, Edisun no menciona el proyecto Betty, de 23 MW, también adquirido a Smartenergy Invest a mediados de 2019. En agosto sufrió retrasos en el procedimiento de obtención de permisos de construcción, principalmente debido al coronavirus. Los planes originales habían previsto el inicio de la construcción en el cuarto trimestre de 2019 y la puesta en marcha de la planta en el transcurso de 2020.

No obstante, desde el punto de vista financiero, “2020 fue un año de transición para Edisun Power”, explica la empresa. En el primer semestre, la crisis de la Covid-19 provocó unos precios de la electricidad históricamente bajos que ejercieron el correspondiente impacto negativo en el resultado. Sin embargo, se revirtieron las pérdidas de valor de las plantas fotovoltaicas por valor de 0,56 millones de CHF, lo que dio lugar a un beneficio neto total de 3,29 millones de CHF.

Aunque las condiciones meteorológicas en Europa Central fueron excelentes, las centrales del mayor mercado, España, produjeron un 5% menos que el año anterior. Con 47.570 MWh, la producción total de electricidad fue un 4% inferior a la de 2019. El efecto del volumen (-2%), los precios más bajos de la electricidad (-7%) y el tipo de cambio más débil del euro (-4%) condujeron a una disminución de los ingresos por venta de electricidad del 13%, hasta 11,74 millones de CHF (10,62 millones de euros) (2019: 13,55 millones de CHF -12,25 millones de euros).

Solo los ingresos en España disminuyeron en 1,03 millones de CHF (930 mil euros) en comparación con el año anterior debido al descenso de los precios de la electricidad relacionado con la pandemia.

La compañía tiene 10 plantas en España que suman 21‘344.1 kWp, según su portal web.

El beneficio neto en conjunto disminuyó un 8% hasta los 3,29 millones de CHF (2,97 millones de euros) (2019: 3,60 millones de CHF – 3,25 millones de euros), lo que sobre la base del número medio ponderado de acciones en circulación corresponde a un beneficio por acción de 3,18 CHF (2019: 5,96 CHF).

Con este resultado anual, Edisun Power Group ha afrontado bien la difícil crisis de la Covid-19, lo que “subraya de forma impresionante el carácter resistente de su modelo de negocio en el prometedor mercado de las energías renovables.”, finaliza la compañía.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.