Un electrolizador de 100 MW para suministrar hidrógeno verde la industria cerámica más grande de Europa, en Castellón

Share

 

De pv magazine Alemania

Un consorcio internacional de 40 organizaciones de España, Alemania, Suiza, Italia y Grecia, liderado por la empresa tecnológica española ETRA (Grupo ACS), pone en marcha Orange Bat, una ambiciosa iniciativa para incorporar el hidrógeno verde a la industria cerámica en Europa, en sustitución del gas natural.

El proyecto se presentó el pasado 27 de enero a la convocatoria europea del Green Deal para solicitar el apoyo de la UE a esta iniciativa.

Orange Bat prevé cubrir toda la cadena de valor, desde la generación del hidrógeno a partir de electricidad proveniente de fuentes renovables al consumo del hidrógeno verde producido, así como todos los subproductos generados en el proceso, de acuerdo con los principios de la economía circular.

La gran planta piloto prevista en el proyecto se instalará cerca de Castellón, en uno de los clústeres industriales cerámicos más importantes de Europa, que concentra al 95% de la industria cerámica española y genera el 33% de las emisiones de CO2 de la Comunidad Valenciana.

La empresa alemana de tecnología limpia Sunfire suministrará el electrolizador alcalino de presión para 100 MW necesario para ello.

Además de la tecnológica española ETRA como coordinador y de las dos asociaciones industriales ASCER y ANFFECC, el consorcio incluye a 26 usuarios finales industriales del clúster cerámico regional de la Comunitat Valenciana, así como al gobierno regional, al Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) y a socios como Smartenergy, Sunfire y Enel Green Power.

Para Christian Pho Duc, Director General de Proyectos H2 de Smartenergy –que implementa la tecnología de Sunfire en el proyecto–, el hidrógeno verde como ecosistema se hace realmente realidad con este proyecto. «Trabajar en este proyecto desde la idea inicial y estructurar Orange Bat para convertirlo en un caso de inversión atractivo supone una gran experiencia», explica.

El consorcio podría así permitir la descarbonización de una industria para la que no ha habido solución hasta ahora. También desde el punto de vista de Paola Brunetto, responsable de la Unidad de Negocio de Hidrógeno de Enel Green Power, el hidrógeno verde es la única solución verdaderamente sostenible para apoyar la descarbonización de estos sectores. «El reto de la transición energética es llevar las energías renovables a zonas dominadas en gran medida por el petróleo y el gas», afirma el director general de Sunfire, Nils Aldag. «Con nuestras soluciones de electrólisis, ayudamos a nuestros clientes a desarrollar un ecosistema de hidrógeno ecológico y a reducir su huella de carbono».

Fiel a los principios de la economía circular, «Orange Bat» también reciclará los subproductos del electrolizador que se consuman o generen en el proceso industrial. Así que no solo hay que sustituir el gas natural por el hidrógeno verde para evitar las emisiones de CO2, el oxígeno producido se utilizará para mejorar el proceso de combustión y el calor generado se utilizará para calentar la industria y los hogares con el fin de lograr la máxima eficiencia energética a lo largo de toda la cadena de valor.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.