Armor anuncia una eficiencia de conversión del 26% para sus células fotovoltaicas orgánicas

Share

El fabricante francés de energía fotovoltaica orgánica (OPV) Armor Solar Power Films anuncia que ha alcanzado una eficiencia de conversión del 26% en entornos de poca luz para una célula solar orgánica ASCA, su película fotovoltaica orgánica flexible y semitransparente. «El resultado se obtuvo internamente con nuestros recursos de I+D y de medición en colaboración con nuestro socio taiwanés Raynergy Tek, especialista en materiales semiconductores orgánicos para OPV, que nos proporcionó su última generación de formulaciones de polímeros fotosensibles», explica John Fiske, Director de Desarrollo de Negocios para los segmentos de mercado de sensores e IoT (sensores e Internet de las cosas), entrevistado por pv  magazine Francia.

Para ello, se probaron muestras de pequeñas células poliméricas en el laboratorio de Kitzingen (Alemania) bajo una fuente de iluminación LED homogénea de 1000 lux y a una temperatura de 2700 K a nivel de LED. Las células devolvieron entonces una eficiencia de conversión del 26%. «Esto implica duplicar la eficiencia en interiores de nuestros módulos actuales», dice John Fiske. En cuanto a cuándo se pueden implementar y comercializar en los módulos de producción, el gerente de ventas ve un horizonte temporal de cuatro a cinco años.

En la actualidad, la tecnología solar de Armor se utiliza principalmente para proporcionar electricidad a pequeños objetos conectados en interiores en entornos de poca luz (200 lux y más), como sensores de temperatura, detectores de presencia y rastreadores para localizar bienes, equipos médicos o personas…». Esto les permite ser completamente autónomos o al menos mejorar su autonomía para aumentar su vida útil y reducir el mantenimiento y la sustitución de la batería», dice John Fiske. Por ejemplo, Armor Solar Power Films ha instalado en su planta industrial su película fotovoltaica orgánica ASCA que alimenta sensores que controlan en tiempo real la temperatura y la humedad de la línea de producción.

«Esta nueva eficiencia energética también nos da la oportunidad de usar nuestros OPV en productos electrónicos de mayor consumo de energía, como relojes conectados u otros sensores que monitorizan constantes vitales», continúa John Fiske. Según el instituto de estadísticas alemán Destatis, citado en un comunicado de prensa publicado por Armor, el mercado de objetos conectados está creciendo rápidamente. Se estima que cada segundo se conectan 127 nuevos dispositivos y que habrá 75.000 millones de objetos conectados en servicio en todo el mundo para 2025. Por lo tanto, para la empresa francesa es urgente hacer frente al desafío ambiental de la fabricación y el reciclaje de esos miles de millones de baterías no recargables y hacer que esos dispositivos electrónicos sean más autónomos.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.