ACS y Galp crean una joint venture para gestionar los activos fotovoltaicos en España

Share

La portuguesa Galp Energía ha anunciado la creación de una joint-venture con el grupo ACS para gestionar el desarrollo de los activos fotovoltaicos del Grupo ubicados en España, que suman una potencia total instalada de unos 2.930 MW. Incluyen los ya construidos, los que se pondrán en funcionamiento hasta 2022, y 100 MW previstos para 2023.

El pasado mes de enero, Galp anunció la adquisición de estos proyectos y haberse convertido en “la mayor empresa de energía solar de la Península Ibérica”, que finalmente se gestionarán a través de la joint-venture, participada al 75,01% por la petrolera lusa y al 24,99% por la empresa española.

Galp ha indicado que pagará un total de entre 300-350 millones de euros al cierre de la adquisición de la participación y los costes de los desarrollos anteriores, y los costes adicionales de desarrollo y construcción relacionados con la cartera serán asumidos por la nueva empresa conjunta participada por Galp y ACS.

El acuerdo mantiene que el desarrollo y la construcción de la cartera lo realizará Cobra, filial de ACS, y se prevé que la operaciónse cierre antes de finales de este año, tras la obtención de las aprobaciones de los organismos de competencia necesarios.