Aprobado el fondo para respaldar a la gran industria en la compra de energía verde

Share

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes el Fondo Español de Reserva para Garantías de Entidades Electrointensivas (FERGEI), para la cobertura por cuenta del Estado de los riesgos derivados de operaciones de compraventa a medio y largo plazo del suministro de energía eléctrica (PPA) entre consumidores de energía eléctrica que tengan la condición de consumidores electrointensivos.

Este fondo garantiza la cobertura del Estado a las operaciones de compraventa de energía eléctrica a medio y largo plazo que realicen consumidores electrointensivos y sienta las bases para que la relación entre el consumidor electrointensivo y la compañía eléctrica “tenga un marco donde se vincule a plantas de energías renovables que promueven este tipo de fuentes de energía sostenible”, dijo Montero.

El FERGEI estará dotado con 200 millones de euros anuales, para cubrir como máximo 600 millones de inversión en tres años. Para que las industrias puedan obtener esas garantías para PPA, deberán contratar al menos por cinco años un 10% de su consumo anual, una vez que el fondo haya sido puesto en marcha.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo estima en más de seiscientos el número de beneficiarios potenciales, y que el 80% de los consumidores electrointensivos podría firmar contratos de este tipo por diez años.

Este instrumento está integrado en el Estatuto del Consumidor Electrointensivo, que se encuentra en la última fase de tramitación, y se aprobará en las próximas semanas.

La ministra de Industria, Reyes Maroto, valoró que se trata de “una medida clave para ayudar a la gran industria a rebajar su factura energética alcanzando un precio estable, y a hacerla más competitiva; a la vez, da seguridad y certidumbre para impulsar las inversiones en las plantas”.

Por su parte, Montero subrayó que con la autorización de este fondo se cumple “el compromiso político” de apoyo al sector industrial, que este Gobierno puso de manifiesto con la aprobación en diciembre de 2018 del Real Decreto-ley RDL en el que se comprometió “a dar impulso a la competitividad económica” de la industria e introdujo la figura del consumidor electrointensivo.