El gas, y no las renovables, sustituyen el carbón en la UE

Share

El mercado de la energía de la UE se ha alejado significativamente de la generación de carbón, pero principalmente en beneficio del gas, según el nuevo resumen de la consultora energética británica EnAppSys del mercado europeo de la electricidad en el tercer trimestre.

La consultora dijo que las centrales eléctricas de carbón y lignito produjeron 95,8 TWh desde junio hasta finales de septiembre. Por el contrario, las centrales eléctricas de gas aportaron 134,6 TWh al suministro eléctrico europeo durante el mismo período de tiempo, es decir, alrededor de un 41% más que el carbón. Esto marca un cambio bastante significativo en el mercado, ya que el carbón produjo un 31% más que el gas en el tercer trimestre de 2018 y un 37% más en el mismo período de 2017.

El cambio se debe en gran medida a la nueva dinámica del mercado en España y Alemania, según EnAppSys. Señaló que el carbón ha sido expulsado casi por completo del mercado español por el gas, mientras que Alemania -que tradicionalmente ha sido un gran consumidor de carbón y lignito- ha ido dando cada vez más la espalda al tipo de combustible.

La reducción de la generación de carbón se ha visto facilitada principalmente por la expansión de la capacidad de las centrales de gas, ya que la generación de energías renovables se estancó en el 35% de la generación total de electricidad en el tercer trimestre.

«En general, ha habido un cambio significativo en Europa de la generación de carbón/lignito a la generación de gas, aunque el panorama varía según los países, donde el reemplazo depende de la capacidad de cambiar de una fuente de energía a otra», dijo Jean-Paul Harreman, director de EnAppSys.

Harreman agregó que la República Checa, por ejemplo, ha sido menos ágil en su cambio a otras fuentes de generación. Pero el hecho de que el gas ocupe una parte significativa de la capacidad vacante demuestra que el mercado y el panorama político europeo en materia de energías renovables están maduros para dar un nuevo impulso.

«En general, la energía nuclear fue la fuente de energía dominante en Europa en los tres meses hasta finales de septiembre de 2019, proporcionando el 28,7% de la generación total», recoge EnAppSys en su informe. «Las centrales de gas proporcionaron el 20,5%, las de carbón/lignito el 14,6%, las hidroeléctricas el 14,3%, las eólicas el 11,1%, las solares el 6,0% y las de biomasa el 3,4%. El petróleo (0,7%), los residuos (0,6%) y la turba (0,2%) constituyeron el resto».

Mientras que las plantas que funcionan con gas natural producen menos dióxido de carbono por kWh que las plantas de carbón y lignito, un informe reciente advirtió que las plantas que funcionan con gas emiten mayores volúmenes de metano, un gas de efecto invernadero considerablemente más potente.

La semana pasada, un nuevo equipo de comisarios bajo la supervisión de la Presidenta electa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, participó en las audiencias parlamentarias en Bruselas. La política estonia Kadri Simson, nueva Comisaria de Energía de la UE, dijo que las inversiones adicionales en gasoductos y terminales de gas natural licuado (GNL) serán una de las claves para la transición hacia una energía limpia. Añadió que el gas es la alternativa más barata para reemplazar las centrales eléctricas de carbón. Simson, que apoya un objetivo de neutralidad de carbono para 2050, también prometió presentar un Nuevo Acuerdo Verde Europeo en sus primeros 100 días de dirigir la comisión.

«Apuntar a la neutralidad de carbono mientras se invierte en gas es como decir que se planea dejar de fumar cambiando de marca de cigarrillos», dijo Tara Connolly, directora de política climática y energética de Greenpeace.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.