El empleo y el PIB en España, grandes beneficiados de cumplir el Acuerdo de París

Share

Los compromisos adquiridos por los países firmantes de los Acuerdos de París para luchar contra el cambio climático suponen una oportunidad de crecimiento para sus economías, según el informe que la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo (Eurofound) ha hecho público este martes.

Dicho análisis evalúa las posibles repercusiones económicas y sobre el empleo en la UE y en otras partes del mundo de una transición hacia una economía con bajas emisiones de carbono para 2030. La transición prevista se ajusta al objetivo de cambio de temperatura “por debajo de 2 grados” y a la reducción asociada de las emisiones de carbono. Se han analizado los impactos en todos los sectores y ocupaciones, con especial atención a la industria manufacturera.

Este cambio en la producción tiene implicaciones para la demanda del mercado laboral. Por ejemplo, el cambio previsto hacia la producción de bienes de capital, como equipo, maquinaria y edificios, dará lugar a un aumento de la demanda de construcción y de mano de obra por parte de las ocupaciones asociadas, así como a un aumento de la demanda de metal y maquinaria, y de la mano de obra conexa.

La reconversión sostenible de los países firmantes beneficiará a la UE, donde el producto interior bruto (PIB) y el empleo muestran un crecimiento del 1,1% y del 0,5%, respectivamente; y perjudicarán de manera significativa a Estados Unidos que experimenta una caída del PIB del 3,4%, y una caída del empleo del 1,6%.

España será una de las economías más beneficiadas por la reconversión de los usos energéticos, el cumplimiento de los criterios de eficiencia y la menor dependencia de los combustibles fósiles, pues será el segundo país que más crecerá de aquí a 2030, tras Bélgica.

La economía española crecerá al 1,2% , y el empleo lo hará un 0,9%, lo que supone unos 214.000 nuevos puestos de trabajo de los 2,4 millones previstos para toda la UE.

Según el estudio, el potencial aumento de la energía fotovoltaica y el descenso de precios aumentará los ingresos disponibles, el gasto del consumidor y, en consecuencia, la demanda de servicios.