Baleares será 100% renovable en 2050

Share

El Parlament balear aprobará este martes la Ley de Cambio Climático y Transición Energética cuyo objetivo es lograr que, en 2050, las Islas tengan un balance cero de emisiones. El calendario prevé que, en 2030, el 35% de las energías generadas serán renovables y se reduciría un 23% el consumo energético y un 40% las emisiones contaminantes. Las islas deberán nutrirse de energía 100% renovable a partir de 2050. Cada isla deberá abastecerse con, al menos, un 70% de energía renovable generada en la propia isla.

El nuevo reglamento contempla el cierre de todas las centrales contaminantes, empezando con Es Murterar, a partir del 2020.

La medida más polémica quizás sea la prohibición de que los vehículos diésel circulen por las islas a partir del año 2025. Los de gasolina dejarán de circular a partir de 2035. No obstante, estas prohibiciones tienen matices: los vehículos que estén radicados en las islas antes de esas fechas (2015 para los diésel y 2035 para los demás) sí podrán circular hasta el final de su vida útil; pero las empresas de alquiler de vehículos tendrán que disponer de una flota 100% eléctrica en 2035. Para facilitar la transición, el Gobierno balear instalará 1.000 puntos de recarga de vehículos eléctricos en 2025.

Otras medidas obligatorias son la instalación de placas fotovoltaicas en los aparcamientos nuevos de más de 1.000 m2 y en los existentes de más de 1.500 m2; en los nuevos edificios de más de 1.000 m2 o en aquellos en los que se realice un cambio de uso o reforma integral. Para cumplir este objetivo, se destinarán más de 8,5 millones de euros en ayudas para la instalación de sistemas de autoconsumo.

También se prevé que el alumbrado público sea de bajo consumo en 2025.