La generación renovable en España alcanzó el 40,1% en 2018

Share

La generación eléctrica peninsular sin emisiones de CO2 alcanzó en 2018 una cuota del 62,5%, frente al 57% registrado en 2017, lo que supone un incremento de 5,5 puntos porcentuales, según ha publicado este jueves Red Eléctrica de España (REE). Este avance de la generación limpia se tradujo en un 15% menos de emisiones: se ha pasado de 63,8 millones de toneladas en 2017 a 54,2 millones de toneladas en 2018. Por lo que se refiere a los ciclos combinados y el carbón, han disminuido su cuota en el mix eléctrico con respecto al año anterior en un 22% y 18%, respectivamente.

La energía nuclear (20,6%) sigue ocupando la primera posición en el mix de generación, pero en 2018 ha estado seguida de cerca por la energía eólica (19%). En su conjunto, la generación renovable peninsular ha pasado del 33,7% al 40,1%, lo que representa un incremento de 6,4 puntos porcentuales. En el conjunto de las renovables, la eólica tuvo un peso del 49 %, la hidráulica, del 34%, la solar, del 11%, y el resto de tecnologías representaron un 5%.

“Este significativo aumento de la generación renovable, y la consiguiente reducción de emisiones de CO2, indican que España camina sin pausa hacia un nuevo modelo energético y económico basado en la descarbonización y la sostenibilidad a largo plazo; y son el reflejo claro del compromiso del sector eléctrico español con los objetivos europeos en su lucha contra el cambio climático”, aseguró el presidente de Red Eléctrica de España, Jordi Sevilla, durante el acto de presentación del Avance del informe del sistema eléctrico español 2018.

Canarias, cada vez más renovable

Actualmente, las energías renovables representan en España el 46,7% de la potencia instalada, porcentaje que ha aumentado desde el pasado año un 0,8 %. Destaca el caso de Canarias, donde la potencia eólica instalada ha pasado de 207 MW en 2017 a 422 MW en 2018. Este aumento de potencia eólica ha permitido que la generación eólica escale del 4,4% en 2017 hasta el 7% en 2018.

En cuanto a la fotovoltaica, la potencia instalada alcanzó los 261,7 MW en 2018 debido mayoritariamente al incremento de las instalaciones de autoconsumo, que suponen un 90% del total.

La demanda eléctrica crece por cuarto año consecutivo

La demanda peninsular de energía eléctrica alcanzó los 253.495 GWh el pasado año, un 0,4% más que en 2017, encadenando cuatro años consecutivos de incremento respecto a los ejercicios anteriores. Descontando los efectos del calendario laboral y las temperaturas, la demanda creció un 0,3%.

Por lo que se refiere al consumo eléctrico de las grandes y medianas empresas, este ha descendido un 1,8% en 2018 respecto al año anterior. Así se desprende de los datos del Índice Red Eléctrica (IRE) del último ejercicio, que analiza los datos de demanda eléctrica de más de 23.000 grandes consumidores con una potencia contratada de más de 450 kW, lo que significa alrededor del 45% del total de la demanda peninsular.

Como en el caso de la demanda eléctrica, una vez deducidos los efectos del calendario laboral y las temperaturas, el consumo de estas empresas ha sido un 1,3% inferior. Por sectores, la demanda corregida de grandes consumidores del sector industrial ha sido un 2,5% inferior, mientras que la del sector servicios ha aumentado un 0,6%. La demanda corregida de otros sectores como la agricultura, la pesca, la construcción o la minería, entre otros, ha crecido en conjunto un 3,1% respecto al 2017.