Se desconecta la primera central térmica prevista en el Plan de Descarbonización del Gobierno

Share

A las 5:42 horas de la madrugada de este 1 de diciembre han procedido a la desconexión de la central térmica de Anllares, en Páramo del Sil, León. El siguiente tras la desconexión de los equipos es dejar la central en condiciones seguras para poder firmar el acta definitiva de cierre.

La central comunicó en 2013 su imposibilidad para cumplir con los límites de emisiones de óxidos de azufre y de nitrógeno marcados por la Unión Europea, momento en el que comenzó a perfilarse su desmantelamiento.

Naturgy, propietaria de dos tercios de la propiedad, y Endesa, que posee el tercio restante, solicitaron en mayo del año pasado el “cese paulatino de actividad” de las instalaciones y se acogieron a un plan de cierre hasta 2019. Tras recibir la pasada semana la autorización por parte del Ministerio para la Transición Ecológica, se ha comenzado con el desmantelamiento.

Es la primera térmica clausurada en el Plan de Descarbonización del Gobierno, que prevé cerrar 9 de las 14 centrales de producción eléctrica con carbón que hay en España antes de junio de 2020.

Anllares entró en servicio en 1982 y ha funcionado durante más de tres décadas con la hulla y la antracita extraídas de la cuenca del Bierzo.