Retrato de empresa: ESG, Grupo Apellaniz

Share

Elementos de Sujeción Galvanizados (ESG), es una empresa española dedicada a la transformación metálica, perteneciente al Grupo Apellaniz. Fue fundada en 1917 como fabricante de accesorios para automóvil.

Actualmente ESG cuenta con un total de 47 empleados y está especializada en la fabricación de herrajes para varios sectores, entre ellos el de las instalaciones fotovoltaicas, contando con laboratorios especializados para realizar los ensayos de calidad necesarios.

Dispone de una planta propia de galvanizado en caliente, dedicada a la fabricación de herrajes metálicos y galvanizado, tanto por inmersión como por centrifugado, un proceso que, de acuerdo con la empresa, aporta una resistencia y durabilidad adicional a las piezas, prolongando hasta 30 años su vida útil, además de ser respetuoso con el medioambiente.

Tanto la fábrica de transformamos el metal, como la planta de galvanizado, almacenes y oficinas se encuentran en el polígono industrial burgalés de Villalonquéjar, calle Valle de Mena 8, 09001, Burgos.

“Somos expertos en el corte por láser, ya que representa la excelencia en la precisión de la fabricación de las piezas metálicas en ESG. Esta tecnología permite modelar y dar forma a los herrajes con una exactitud milimétrica, adaptándolos a las especificaciones más exigentes de nuestros clientes”, dijo a pv magazine Luis Ángel González, responsable de Marketing y Comunicación de ESG y Bupre, Grupo Apellaniz.

“Para el galvanizado en caliente, como he comentado antes, disponemos de una planta propia la cual cuenta con la certificación de Calidad y Sostenibilidad de la Asociación Técnica Española de Galvanización (ATEG). Contamos con una cuba de 3 m de largo por 1 m de ancho y 1,5 m de fondo, equipada con un sistema de centrifugado, cumpliendo con la norma UNE-EN ISO 1461”, añadió González.

“Fabricamos desde pequeñas piezas como pernos, chapas de apoyo, unión de ejes, cojinetes, grapas intermedias, pasadores, y hasta estructuras en tubo de acero galvanizado en caliente para instalaciones de marquesinas de aparcamiento entre otros. El material más utilizado en nuestra fabricación es el acero y en menor medida el aluminio”.

ESG explicó que su producción mensual depende del tipo de proyecto, así como del volumen de unidades y tamaño de las mismas. También influye si hay que galvanizar la pieza o no.

La empresa burgalesa desarrolla una estrategia de marketing basada en la comunicación directa B2B con empresas fabricantes, distribuidoras e instaladoras así como ingenierías sirviendo a estas últimas como referencia o consulta para cualquier tipo de instalación.

“Contamos con la homologación de potentes empresas como son Telefónica, Endesa o Iberdrola entre otras y en el apartado de solar hemos colaborado con Energy Solar Tech, Metalsec o Braux entre otros muchos”, afirmó González.

La empresa fabrica y exporta desde Burgos tanto para clientes nacionales llegando a realizar obras en países como Francia, México o Cuba entre otros.

ESG destacó su participación en dos proyectos, el de MET-P18-012 de Escatrón en Zaragoza. Trabajó en la fabricación de un gran número de diferentes piezas sobre plano para una planta fotovoltaica con una extensión de más de 3.000 hectáreas, un proyecto que tiene una capacidad combinada de 850 MW repartidos en 17 plantas de unos 50 MW cada una.

Además, participó en la ejecución del proyecto El Romero Solar en Atacama, Chile. En esta ocasión, realizó el galvanizando en caliente de diversos herrajes empleados en la instalación de una planta con una potencia de 246 MW, que cuenta con 776.000 módulos fotovoltaicos en una superficie de 280 hectáreas a lo largo del desierto chileno de Atacama.

“También hemos fabricado piezas sobre plano para proyectos como High Penn y Castle Eaton en el Reino Unido, o galvanizado en caliente de abarcones, ajenos a nuestra fabricación, para diferentes proyectos internacionales”, dijo González.

ESG señaló que ha colaborado en un proyecto de reciclado de hormigón con la Universidad de Burgos, a través de su otra empresa Bupre, especializada en el prefabricado de arquetas y tapas de hormigón armado, pero no en el sector de la energía solar.

Para ESG uno de los mayores retos a los que se enfrenta el sector es la constante adaptación al cambiante mundo de la energía fotovoltaica, así como una actualización permanente y cumplimiento de las normas en materia de fabricación.

“La expansión en el sector de energía solar presenta una oportunidad significativa y varios desafíos. Entre ellos destaca la formación especializada, capacitar al equipo técnico en las necesidades específicas de la industria solar. Nuestras previsiones para 2025 incluyen un crecimiento en el mercado acompañado de una expansión geográfica, no sin olvidar la Sostenibilidad y cumplimiento de las Normativas Medioambientales así como la reducción de la huella de carbono, como hicimos recientemente con la instalación de 462 paneles solares en nuestras dependencias”, concluyó González.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.