Los costes de flete se acercan a niveles pandémicos y afectan a los costes de los módulos solares

Share

Las tarifas spot del transporte marítimo de contenedores de carga han aumentado a su nivel más alto desde 2022, según datos de Xeneta, una plataforma noruega de referencia de tarifas oceánicas y de flete.

A finales de mayo, Xeneta dijo que las tarifas spot promedio del mercado desde el Lejano Oriente a la Costa Oeste de los Estados Unidos alcanzarían los 5,170 dólares por unidad equivalente de cuarenta pies (FEU; 1 pie = 0,3048 metros) el 1 de junio. La cifra es un 57% superior a la de mayo y la más alta que han alcanzado los fletes al contado en 640 días, superando el máximo registrado durante la crisis del Mar Rojo a principios de este año. Se espera que los fletes al contado alcancen un máximo de 6.250 dólares/FEU en la línea entre Extremo Oriente y la costa oeste de EE.UU. en junio, justo por debajo del máximo de la crisis del Mar Rojo (6.260 dólares).

En la línea de Extremo Oriente a Europa del Norte, los fletes al contado superarán el máximo de la crisis del Mar Rojo, alcanzando los 5.280 dólares/FEU, frente a los 4.839 dólares/FEU del 16 de enero. Será la tarifa más alta en esta línea en 596 días y un aumento del 63% desde el 29 de abril.

Xeneta observó una historia similar en la línea comercial entre Extremo Oriente y el Mediterráneo, donde se espera que los fletes al contado superen el pico de la crisis del Mar Rojo de 5.985 dólares/FEU para alcanzar los 6.175 dólares/FEU. Esto supondría un aumento del 46% respecto a mayo y las tarifas más altas de la ruta en 610 días.

Dado que los costes de flete representan alrededor del 4% de los costes totales de un panel solar, es probable que el aumento de las tarifas al contado repercuta en los precios de los módulos fotovoltaicos.

Según Xeneta, el mercado se ha visto afectado por el actual conflicto en el Mar Rojo, la congestión portuaria y la decisión de los transportistas de adelantar las importaciones antes del tercer trimestre, que es la temporada alta tradicional. A pesar de las últimas subidas de los fletes al contado, el analista jefe de Xeneta, Peter Sand, dijo que el crecimiento no es tan rápido como durante mayo, “lo que puede insinuar una ligera relajación de la situación”.

“Esto no puede llegar lo suficientemente pronto para los cargadores que ya están teniendo su carga rodada, incluso para los contenedores que se mueven en contratos a largo plazo firmados hace sólo cuestión de semanas”, dijo Sand. “Los transportistas darán prioridad a los cargadores que paguen las tarifas más altas. Eso significa que la carga perteneciente a cargadores que pagan tarifas más bajas en contratos a largo plazo corre el riesgo de quedarse en el puerto. Ocurrió durante la pandemia de Covid-19 y está ocurriendo de nuevo ahora”.

Sand afirma que los transitarios se enfrentan a recargos adicionales y se ven empujados a optar por servicios premium para asegurarse espacio en los buques.

“En estos casos no tienen otra opción que repercutir estos costes directamente a sus clientes cargadores”, afirmó. “Los transportistas seguirán presionando para que los fletes sean cada vez más altos, por lo que la situación puede empeorar para los cargadores antes de mejorar”.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.