Navarra destinará 103 millones de euros a la creación de comunidades energéticas y a la descarbonización del sector residencial

Share

El Departamento de Industria, y de Transición Ecológica y Digital Empresarial de Navarra presentó el 3 de mayo del Gobierno de Navarra, el programa Energy Berri 2024 que recoge todas sus ayudas destinadas a la transición energética. En total se trataría de 103 millones de euros, que tienen como novedad las convocatorias destinadas a la creación de comunidades energéticas y a la descarbonización del sector residencial.

Una de las nuevas convocatorias que se presentaron han sido las ayudas a la descarbonización del sector residencial, cuyo presupuesto es de 700.000 euros. Estas ayudas tienen por objeto la sustitución de calderas que utilicen combustibles fósiles por otras que usen energías renovables.

La convocatoria tiene cinco medidas subvencionables: instalaciones aerotérmicas aire-agua para climatización y ACS; instalación solar térmica; instalaciones de biomasa destinadas a calderas o calefacción local; instalaciones geotérmicas para climatización y ACS de circuito cerrado; y por último, instalaciones geotérmicas o hidrotérmicas para climatización y ACS de circuito abierto.

Podrán solicitar estas ayudas personas físicas cuyas viviendas o edificios sobre los que se realicen las actuaciones estén situados en Navarra. La ayuda se calculará en función de un coeficiente que tiene en cuenta euros invertidos y kW, situándose el máximo de la ayuda en 13.500 euros.

La publicación en el Boletín Oficial de Navarra (BON) de estas ayudas está prevista que se produzca a lo largo de este mes, pero ya se pueden consultar las bases de la convocatoria en la ficha web del portal de trámites de Gobierno de Navarra.

Según informó el Gobierno de Navarra, otra de las novedades que incluye este programa es la creación de una convocatoria de ayudas específica para el impulso de comunidades energéticas. Estará dotada con 1.3 millones de euros y su publicación en el BON está prevista para las próximas semanas. Las bases ya se pueden consultar en la ficha web del portal de trámites del Gobierno de Navarra.

Esta convocatoria también recoge cinco medidas subvencionables. La primera es la realización de procesos participativos para la definición y constitución de comunidades energéticas. La segunda la planificación, acompañamiento y asesoramiento de actuaciones a desarrollar por las comunidades energéticas ya constituidas. En tercer lugar, se encuentra la redacción de proyectos de energías renovables, eficiencia energética y movilidad sostenible y compartida. La cuarta línea busca financiar inversiones en energías renovables, eficiencia energética y movilidad sostenible y compartida. Por último, existe una línea que impulsa el desarrollo de convenios y cesiones de espacios a favor de comunidades energéticas.

Podrán presentarse a estas ayudas las comunidades energéticas ya constituidas que contraten asistencias técnicas y realicen inversiones relacionadas con las medidas subvencionables. Además, en el caso de la medida 1, también podrán ser beneficiarias aquellas comunidades energéticas que estén en proceso de constitución.

Por último, el programa Energy Berri 2024 también incluye dos herramientas que ciudadanos y empresas tienen a su disposición para fomentar la transición energética en distintos ámbitos. La primera son las deducciones fiscales que el Gobierno de Navarra ofrece por inversiones en instalaciones de energías renovables, vehículos eléctricos y sistemas de recarga. Se puede consultar toda la información de las deducciones, así como presentar las solicitudes, a través de la ficha web del portal de trámites.

La segunda de las herramientas es el sistema de Certificados de Ahorro Energético (CAE). Un mecanismo que ha puesto en marcha el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico y cuya gestión delegada se realiza en Navarra a través del Servicio de Transición Energética.

Mediante este sistema, el Gobierno de Navarra anunció que las empresas que realicen una actividad que reduzca su consumo energético podrán obtener un certificado de ese ahorro. Posteriormente, estas empresas pueden vender ese certificado a empresas energéticas que están obligadas por ley a conseguir una cantidad de ahorro energético al año. De esta forma, la primera empresa, conocida como sujeto delegado, puede monetizar sus ahorros a través de la venta del certificado y la segunda empresa, conocida como sujeto obligado, alcanzar sus objetivos de ahorros energéticos anuales marcados por ley.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.