El Energy Observer experimenta sol, viento e hidrógeno surcando los mares

Share

El proyecto Energy Observer nació en 2013 del compromiso de Victorien Erussard, oficial de la marina mercante y corredor oceánico con un equipo de marineros, científicos, ingenieros y reporteros para crear el primer buque autosuficiente capaz de extraer su energía de la naturaleza y al mismo tiempo preservarla.

Cuatro años después, en 2017, se hizo a la mar el buque Energy Observer, desarrollado a partir de un legendario catamarán ganador de múltiples premios, con la idea de dar la vuelta al mundo experimentando el uso de las energías renovables. Es un laboratorio para la transición ecológica diseñado para ampliar los límites de las tecnologías de emisiones cero gracias al uso del hidrógeno y la energía solar, eólica y del agua. El equipo a bordo emite balances energéticos regularmente. Uno de ellos, con fecha de 2022, indica que se han navegado 15.000 millas náuticas gracias a las energías renovables.

Fotovoltaica

“Tenemos diferentes fuentes de energía. La eólica si hace viento, la solar si hace sol y, si está nublado, durante la noche, o si no funciona alguna podemos utilizar el hidrógeno para poder tener energía” indica un miembro de la tripulación en los vídeos de difusión del laboratorio flotante.

“El parque de paneles solares también se ha renovado con la explotación de numerosas superficies, incluso reducidas. Así, a los 165m² existentes se han añadido 36,8m² para 5,6Kw de potencia adicional y una superficie total de 202m². Como resultado, la potencia máxima será de 34kWp”, el doble de lo que tenía en su salida en 2017.

“Los paneles verticales, a veces mediante serigrafía, serán controlados con precisión. También en este caso, si su uso revela un rendimiento coherente con su diseño, serán posibles numerosas aplicaciones. La posibilidad de cubrir paredes y fachadas enteras con paneles solares, todo el conjunto invisible gracias a la serigrafía completa de estas superficies, aumentaría exponencialmente el uso de la energía solar”.

Hibridación electrohidrógeno

Actualmente, los 63 kg de hidrógeno almacenados a bordo proporciona 2 MW de electricidad, es decir, el consumo medio de un hogar de 4 personas durante un mes.

Romain Jallon, Director de Operaciones de EODev, explicaba a la organización cómo la hibridación electrohidrógeno es ideal para la movilidad marítima descarbonizada.

“Los motores eléctricos del Hynova funcionan con una fuente de energía híbrida: una pila de combustible (Proton Exchange Membrane Fuel Cell) por un lado y baterías (LiFePO4) por otro. El hidrógeno se almacena en depósitos de fibra de carbono, a presión (350 bares). Las ventajas con respecto a las otras opciones son las mismas que se encuentran a bordo del barco Energy Observer: cero emisiones (sin CO2 ni partículas finas), silencio y mayor densidad de potencia y energía que con una solución «todo batería».

Energy Observer ha recibido el alto patrocinio de Emmanuel Macron, presidente de la República Francesa, del embajador francés de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU de Desarrollo Sostenible de la ONU, con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica, la Unesco, la Unión Europea, Irena y Ademe.

Le quedan dos años de odisea, que le va a llevar a realizar en total unas 100 escalas en 50 países. Llegará de nuevo a París para los Juegos Olímpicos de 2024.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.