Panel solar flexible para aplicaciones integradas en vehículos

Share

El fabricante de paneles solares OpesSolutions, con sede en Alemania, y el Centro Fraunhofer de Fotovoltaica de Silicio CSP han desarrollado un módulo solar estándar flexible y ligero para la integración en vehículos que, según se afirma, es especialmente adecuado para bicicletas de carga, así como para autobuses, camiones y furgonetas eléctricos.

«Para un vehículo comercial ligero cargado con el mix eléctrico actual, los paneles solares integrados pueden reducir las emisiones anuales de CO2 en hasta 890 kg y reducir los costes de funcionamiento al proporcionar electricidad para los sistemas de refrigeración», afirma el fabricante de paneles en un comunicado. «En los autobuses, con sus grandes superficies de techo, la fotovoltaica integrada puede proporcionar hasta el 100% de las necesidades energéticas del sistema de climatización, algo especialmente útil cuando el motor está apagado».

Denominado SolFlex, el panel sin marco se basa en células solares con una eficiencia del 22% y está diseñado para una carga térmica elevada y unilateral. El producto estándar mide 100x100x2,9 cm, pesa 3,4 kg y tiene una potencia de 170 W. Su tensión de circuito abierto es de 24,23 V y su corriente de cortocircuito es de 9,55 A. Un panel personalizado también puede alcanzar una potencia de hasta 600 W y tener un tamaño de 3.000×1.200×2,9 mm.

El módulo tiene, además, un radio de curvatura de hasta 15 grados y una superficie resistente a los arañazos. «La innovadora interconexión, los diodos de derivación integrados y la tecnología de media célula garantizan un rendimiento óptimo incluso con sombreado y baja irradiación», explicó además el fabricante, que añadió que el panel puede producirse con costes más bajos, en comparación con otros productos similares, ya que cuenta con una producción en serie ubicada en Changzhou, en la provincia china de Jiangsu, al sur del país.

Los coches eléctricos que incorporan paneles fotovoltaicos en su carrocería o techo tienen el potencial de alcanzar más de 10.000 km al año de conducción con energía solar pura y los módulos podrían tener un tiempo de amortización de sólo tres o cuatro años, según un reciente estudio de los Países Bajos. Sin embargo, la autonomía de 10.000 km sigue siendo difícil de alcanzar para la mayoría de los coches eléctricos que hay actualmente en el mercado, debido a su actual eficiencia energética. Por otro lado, los beneficios de la energía fotovoltaica integrada en los vehículos son proporcionales a los niveles de radiación solar de una zona determinada, su demanda de vehículos eléctricos y sus precios de la energía.

*El artículo se ha actualizado para reflejar que el tamaño del panel es de 100x100x2,9cm y no de 100x100x2,9nm, como habíamos informado anteriormente.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.