Las nuevas tarifas eléctricas encarecen un 16% los costes a la industria

Share

El agregador energético Grupo ASE, ha realizado un estudio para conocer el impacto económico del nuevo sistema de tarifas de acceso al sistema eléctrico en la industria manufacturera española. Desde que entrara en vigor el 1 de junio, los resultados ponen de manifiesto un incremento medio de este coste para las empresas del 16%. El sector más castigado sería el de la automoción, con una subida media del 21,7%, aunque también sufren un fuerte impacto sectores clave para el conjunto de la industria como el transporte ferroviario, con un 17,1%.

Ahora con los nuevos peajes se cubren los costes del transporte y la distribución de electricidad. Los cargos recaudan para hacer frente a otros costes, como las primas al antiguo régimen especial de la energía eólica o fotovoltaica, entre otras, o la deuda generada en el pasado como déficit de tarifa (amortización e intereses). Sin embargo, “al margen de esa clasificación, ha subido el coste”, afirma Ramón López, gerente de Grupo ASE.

Con respecto al nuevo calendario eléctrico de seis periodos, cuyo fin, entre otros, debiera ser el gestionar la demanda a través del envío de señales económicas a los consumidores, contiene tramos de una y de dos horas que no tienen en cuenta la duración de los procesos energéticos de la industria. «Las empresas no pueden maniobrar», declara López. Y, de hecho, “la variación en la forma detectada en la curva de demanda está entre 0 y 0,1%, es prácticamente nula”, recalca.

Incremento del 16%

Con el sistema tarifario se han separado los costes del transporte y distribución o peajes (CNMC), de la parte destinada a otros acreedores del sistema o cargos (Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico).

El precio de la electricidad consumida, muy caro coyunturalmente, representa aproximadamente un 60% del importe de la factura en alta tensión. El 40% restante se debe a las tarifas de acceso (peajes y cargos). Es en esa parte, de la factura que recibirán los consumidores, en la que se ha introducido la modificación y donde los costes de las empresas se han elevado, en promedio, un 16%.

España es una excepción a nivel internacional, ya que el peso de la parte fija es de un 22% de media en los países europeos, según un estudio de UNEF.

Por sectores, este ha sido el impacto económico:

  • Alimentación: un incremento promedio de 17,3%.
  • Automoción: el resultado es una subida promedio de 21,7%.
  • Cartón y papel: representa un encarecimiento 2medio de 20,8%.
  • Agrícola: deja un incremento promedio de 7,8%.
  • Minería: una subida promedio de 7,1%.
  • Metal: genera un aumento promedio de 16,2%.
  • Plástico: implica un incremento promedio de 18,3%.
  • Transporte ferroviario: supone una subida promedio de 17,1%.

El estudio se basa en una muestra de 728 puntos de suministro en distintos lugares de España, de los 2.400 que gestiona Grupo ASE (1.000 en alta tensión y 1.400 en baja tensión). El exhaustivo rastreo de medidas y precios que efectúa diariamente, junto a su conocimiento de los mercados minoristas de electricidad, le proporcionan datos fehacientes que, tratados adecuadamente, revelan el impacto de las decisiones regulatorias adoptadas.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.