Alemania aprueba una nueva EEG

Share

El parlamento alemán ha aprobado hoy, en tercera ronda, un borrador de la reforma de la ley de energía renovable del país, la llamada «EEG-Novelle».

Con las nuevas disposiciones, se introducirán varios cambios para el sector fotovoltaico. Uno de los más importantes se refiere a la exención del pago de la denominada «Tasa EEG», que se suele aplicar a todos los productores de energía eléctrica y financia todos los planes de apoyo a la energía renovable del país, esa exención se aplicará a los propietarios de sistemas fotovoltaicos para el autoconsumo que no superen los 30 kW y que no produzcan más de 30 MWh al año. Según las normas anteriores, este límite se fijó en 10 kW. La medida se aplicará tanto a los sistemas fotovoltaicos existentes como a los nuevos, a partir de enero.

Además, se ha mantenido el régimen de tarifas de inyección (FIT) para los sistemas fotovoltaicos en tejados –aunque solo para los sistemas con una capacidad de hasta 300 kW– mientras que, en el marco normativo anterior, este límite de tamaño era de 750 kW.

Los propietarios de instalaciones fotovoltaicas de tamaño comprendido entre 300 kW y 750 kW tendrán dos opciones diferentes: construir sus proyectos con arreglo al plan de licitación para la energía fotovoltaica a gran escala, pero sin que se permita el autoconsumo; o recibir una FIT –reducida a la mitad en comparación con los sistemas más pequeños– pero con permiso para autoconsumir la energía generada.

Las plantas fotovoltaicas con una potencia instalada de más de 750 kW, como en las normas anteriores, tendrán derecho a recibir el pago de una prima, pero tendrán que ser seleccionadas mediante licitaciones públicas.

El sector alemán ha reaccionado tibiamente a estas nuevas disposiciones. La asociación alemana de energía solar, BSW-Solar, dijo que con la nueva reforma se aflojarán las reticencias del mercado individual, pero al mismo tiempo se crearán nuevas barreras. El organismo comercial teme, en particular, que los recortes previstos de la FIT para los sistemas fotovoltaicos con una potencia de 300-750 kW se traduzcan en un importante descenso del mercado.

Por otro lado, BSW-Solar considera que el aumento de la exención para el autoconsumo para los sistemas fotovoltaicos de hasta 30 kW es un paso en la dirección correcta. También acoge con satisfacción que los operadores de los sistemas fotovoltaicos existentes con una potencia de hasta 7 kW sigan estando excluidos de la instalación obligatoria de contadores inteligentes.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.