Italia tiene como objetivo 5 GW de potencia instalada de electrolizadores para 2030

Share

Italia está lanzando la segunda estrategia nacional de hidrógeno más ambiciosa de la Unión Europea, estableciendo un objetivo de 5 GW para la capacidad instalada de electrolizadores para 2030. El lo realizó la pasada semana el Ministerio de Desarrollo Económico, y se abre un período de consultas y alegaciones de cuatro semanas.

La estrategia nacional apunta a una penetración del 2% de hidrógeno en la demanda de energía final para 2030, y hasta el 20% para 2050. Esta cifra se sitúa actualmente en torno al 1%.

Para la próxima década, el gobierno italiano prevé la aplicación del hidrógeno en el sector del transporte, con 4.000 camiones de larga distancia y una sustitución gradual de los trenes de combustible diésel, que actualmente representan un tercio de la flota italiana. También prevé el uso en la industria y el hidrógeno bombeado a la red de gas.

Según las directrices preliminares, Italia debería invertir entre 2.000 y 3.000 millones de euros en infraestructura de distribución, trenes y vías; entre 5.000 y 8.000 millones de euros en la producción de hidrógeno; y 1.000 millones de euros en investigación y desarrollo.

La pasada semana, el director general de la empresa italiana de gas y energía Eni, Claudio Descalzi, dijo al periódico Corriere della Sera que «los grandes actores italianos» están colaborando activamente y están dispuestos a hacer inversiones. La mayor compañía eléctrica de Italia, Enel, además, está buscando un socio comercial de hidrógeno en Italia.

El fondo privado de inversiones Ardian y la utility A2A con sede en Italia firmaron la semana pasada un memorando de entendimiento para desarrollar conjuntamente plantas de energía renovable y unidades de producción de hidrógeno, especialmente en el sur de Italia.

También en los últimos 7 días la compañía ferroviaria italiana Trenord anunció que comprará al menos seis trenes alimentados con hidrógeno a la francesa Alstom. Al mismo tiempo, el ministro de desarrollo económico de Italia, Stefano Patuanelli, recibió a su homólogo francés Bruno Le Maire, para hablar sobre las baterías y el hidrógeno.

A principios de este mes, la compañía italiana de distribución de gas Snam compró un 33% de participación en De Nora, una compañía especializada en tecnologías de electrodos. De Nora tiene una participación del 34% en ThyssenKrupp Uhde Chlorine Engineers, una empresa conjunta con ThyssenKrupp involucrada en proyectos globales de hidrógeno. Snam planea invertir 720 millones de euros en la transición energética para 2024, con inversiones en el sector del hidrógeno «de al menos 150 millones de euros».

«Cuando se trata de la carrera del hidrógeno, Europa está corriendo por ser la primera mientras que otros países están todavía en el bloque de salida», dijo el jueves el comisario de energía de la UE, Kadri Simson. «En parte porque la UE es un líder industrial en el desarrollo de electrolizadores. El comisario destacó tres desarrollos positivos, incluyendo el lanzamiento de una nave marina experimental alimentada por celdas de combustible por parte de Fincantieri, la compañía de construcción naval más grande de Europa. Fincantieri está controlada por CDP, el banco de inversiones de Italia.

Hasta ahora, Francia se ha fijado el mayor objetivo de hidrógeno (6,5 GW). Al igual que Italia, Alemania aspira a alcanzar una capacidad de 5 GW para 2030, España y los Países Bajos aspiran a 4 GW y Portugal a 2 GW. Otros países de la Unión Europea aún no han presentado sus estrategias nacionales sobre el hidrógeno.

El plan de Europa es alcanzar 40 GW de electrolizadores para 2030.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.