Iberdrola construirá 400 MW fotovoltaicos para sustituir la Central Térmica de Velilla en Valladolid

Share

Dentro del objetivo de la empresa de sustituir sus centrales térmicas por proyectos de energías renovables, a finales de 2017 Iberdrola solicitó la autorización para cerrar una de sus últimas térmicas en el mundo, situada en Velilla (Palencia). Por ello, la compañía cuenta con un plan en la comarca de la Montaña Palentina para la consolidación de un modelo energético de futuro donde, a parte de la inversión en proyectos solares y eólicos que sustituyan la capacidad térmica instalada, se realicen inversiones en redes inteligentes y movilidad sostenible, la instalación de una planta de valorización de residuos, programas de formación y la creación de una Plataforma de Innovación Ciudadana para incentivar el emprendimiento en la comarca.

Respecto al empleo asociado a la construcción del proyecto solar, según informan fuentes de Iberdrola, los trabajos de desmantelamiento de la central térmica, que durarán alrededor de cuatro años y medio, permitirán dar continuidad a la colaboración con proveedores locales y crear así más empleo que el generado actualmente por la central térmica.

Iberdrola ha cerrado 15 centrales térmicas de carbón y de fuel en el mundo desde 2001, que suman una capacidad instalada cercana a los 8.500 MW. De este modo, la multinacional energética aspira a no generar emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en Europa para 2030, y mantiene su objetivo de ser carbono neutral para 2050 a nivel global.