¿Será la solar capaz de descarbonizar la energía francesa, o solo reemplazará a la nuclear?

Share

De pv magazine Francia.

El escenario más optimista esbozado en el plan energético nacional de Francia, el Programmation Pluriannuelle de l’Énergie (PPE), prevé que en diez años haya 54 GW de capacidad de generación solar operativa, y el menos ambicioso, 41,5 GW. La think-tank France Territoire Solaire encargó al analista parisino Artelys y a la consultoría de transición energética i Care & Consult que estudiaran el impacto que tendrían esa diferencia de 12,5 GW entre ambos escenarios para reducir la huella de carbono de la nación.

Los autores del informe utilizaron la herramienta Crystal Super Grid de Artelys para modelar cómo afectarían los 12,5 GW de energía solar al mix de Francia durante un año. La herramienta modeló la oferta y la demanda de electricidad sobre una base horaria y basándose en la absorción de activos de generación en un orden ascendente de los costos marginales estimados para cada instalación, con la generación solar presumiendo de costos de funcionamiento casi nulos. Los autores del informe también afirmaron tener en cuenta las limitaciones técnicas de los activos de generación, como las interconexiones de la red.

«En los últimos meses, hemos visto reaparecer en el debate público la idea preconcebida de que aumentar la producción de energía solar en Francia sería inútil ya que nuestra mezcla de electricidad ya está descarbonizada. Esta idea errónea se ha reavivado, voluntaria o involuntariamente, por algunas afirmaciones recientes basadas en datos inexactos u obsoletos», dice Antoine Huard, presidente de France Territoire Solaire. Con este estudio, quiso dar una respuesta concreta y precisa a estas afirmaciones y, sobre todo, demostrar que la energía solar contribuye efectivamente a reducir la huella de carbono del sistema eléctrico, en Francia y en Europa.

La energía solar sobre los hidrocarburos

Añadiendo 12,5 GW de capacidad de generación solar al escenario menos ambicioso del PPE se generarían 14,2 TWh adicionales de energía solar, según el estudio. Bajo el modelo de costo marginal, alrededor del 48% de esa electricidad fotovoltaica extra –6,8 TWh– suplantaría la producción nuclear, lo que implica que la solar «canibalizaría» solo el 2% de los 381 TWh de generación de energía nuclear esperada, según el estudio.

El resto de la energía solar extra reemplazaría el 11% de la generación térmica de Francia según el modelo, una cifra que se elevó al 89% cuando se extrapoló a toda Europa, según los autores del informe. Más específicamente, el 52% de la energía solar extra supliría el 8% de la energía de gas en Francia y aumentaría la cantidad de energía exportada a los países vecinos.

Refiriéndose a los 7,4 TWh de energía solar extra que se espera de 12,5 GW de capacidad, el informe declaró: «Este aumento de la producción de electricidad sin carbono podría ser aún mayor (hasta 14,2 TWh) si el aumento de la capacidad fotovoltaica va acompañado del despliegue de una flexibilidad adicional, en forma de almacenamiento de energía o de conversión de la electricidad con bajo contenido de carbono en hidrógeno; aumentando el consumo, por ejemplo para satisfacer nuevos usos en la movilidad, la industria o la construcción más allá de los objetivos fijados por el PPE; o reajustando el plan de mantenimiento de los centros nucleares».

Ahorro de carbono

Las plantas solares adicionales también supondrían un ahorro de 238 gramos de CO2 por kWh de capacidad, según el estudio, basado en sistemas fotovoltaicos con una huella de carbono de 32g/kWh de capacidad, en comparación con los 270 g de la flota de energía modelizada que reemplazaría en Francia y Europa.

Esto supone un ahorro de carbono de casi 3,4 millones de toneladas, según el informe.

«En un momento en que la crisis sanitaria nos recuerda la necesidad de estar mejor preparados para las crisis venideras, y en particular la crisis climática, es más esencial que nunca iluminar la toma de decisiones públicas y el juicio de los ciudadanos con hechos probados en lugar de ideas preconcebidas», dijo Antoine Huard. «Sí, la energía solar es hoy en día un activo esencial en la guerra contra el cambio climático, en todo el mundo e incluso en Francia», concluyó.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.