Evaluación de impacto ambiental positiva para una planta fotovoltaica de 327,57 MW de Iberdrola en Cáceres

Share

El Ministerio para la Transición Ecológica ha formulado la declaración de impacto ambiental favorable para la instalación fotovoltaica Ceclavín, un proyecto de 327,57 MW que Iberdrola desarrollará en la localidad homónima, provincia de Cáceres.

En concreto, el proyecto incluye una subestación eléctrica de transformación y una línea de evacuación de la energía que conectará la planta con la subestación eléctrica (SET) José María Oriol 220 kV nuevo parque, propiedad de Red Eléctrica de España (REE).

Según el Boletín Oficial del Estado (BOE), la producción anual estimada es de unos 650 GWh, y su vida útil sería de 45 años.

El promotor del proyecto es Dehesa Solar Sur, empresa del grupo Ecoingeniería del Guadiana, su socio también en la planta fotovoltaica Núñez de Balboa, y se prevé que la planta requiera una inversión de unos 250 millones de euros. Para financiar su construcción, la eléctrica ha cerrado con Orange un acuerdo de compraventa de energía a largo plazo por el que proveerá energía verde a los 9.000 puntos de suministro de la red propia de la operadora de telecomunicaciones en España por un periodo de 12 años.

Con la finalización de Núñez de Balboa en diciembre del pasado año -con una potencia instalada de 500 MW y una inversión cercana a los 300 millones de euros-, Iberdrola anunció su plan de la instalar 3.000 MW a 2022, en la que ha colocado a Extremadura en el centro de su estrategia.