Un empuje para la fotovoltaica flotante

Share

El Instituto de Investigación de Energía Solar de Singapur (SERIS) ha anunciado la publicación de Floating Solar Handbook for Practitioners (manual de solar flotante para profesionales), una guía práctica para los desarrolladores de proyectos fotovoltaicos flotantes en tierra y cerca de la costa.

El manual, producido con el apoyo de la Universidad Nacional de Singapur y el Programa de Asistencia para la Gestión del Sector Energético del Grupo del Banco Mundial, tiene como objetivo brinda ayuda a los desarrolladores de proyectos flotantes comerciales a gran escala que va desde la planificación hasta la fase de operación y mantenimiento. La publicación incluye asesoramiento sobre identificación de sitios, estudios de viabilidad, finanzas, temas ambientales y sociales, adquisiciones, construcción y puesta en marcha.

El proceso de desarrollo de la energía fotovoltaica flotante en particular difiere notablemente del de los sistemas de montaje en suelo y en tejado, afirman los autores de la guía.

Condiciones únicas

La identificación de emplazamientos adecuados, por ejemplo, implica la consideración de la batimetría, las condiciones del suelo subterráneo, los niveles de agua y la velocidad del viento, entre otras variables. “Es poco probable que un sitio posea todas las características deseables”, dijeron los autores.

En cuanto a los estudios de viabilidad, los autores recomiendan un análisis del rendimiento energético que tenga en cuenta una mejor refrigeración de los módulos, los principales riesgos derivados de la suciedad, como excrementos de aves, y una degradación más rápida de los componentes eléctricos.

A efectos de planificación, se dice que la calidad de las estructuras flotantes y de los sistemas de amarre y fondeo es crucial, así como el tendido y la gestión adecuados de los cables. “El entorno del agua impone requisitos más estrictos con respecto a la seguridad eléctrica”, escribieron los autores.

En cuanto a la financiación, se dice que los proyectos flotantes son más complejos que las instalaciones en tierra, ya que requieren más contratistas. “Dada la falta de experiencia que tienen los bancos, aseguradoras y organismos reguladores con la FPV [floating PV], es probable que los permisos y el cierre financiero lleven más tiempo que en los proyectos fotovoltaicos en tierra”, señala la guía.

Más obstáculos

Los proyectos flotantes también tienen que superar más obstáculos durante la fase de obtención de permisos, especialmente en países con poca experiencia en energías renovables, y en particular en energía fotovoltaica flotante.

Los promotores que planifican centrales eléctricas flotantes de origen marino deben tratar de evitar la zona litoral próxima a la costa para evitar impactos ambientales perjudiciales. “El desarrollo de las tecnologías constituyentes y el conocimiento de los impactos positivos y negativos serán mucho mayores si las instalaciones tempranas son monitoreadas diligentemente, lo que implicará cierto gasto público”, afirma la publicación.

SERIS publicó un informe en junio indicando que había alrededor de 1,3 GW de capacidad fotovoltaica flotante instalada en todo el mundo a finales de 2018. Un escenario optimista considerado por los autores preveía una capacidad potencial de generación de 4.044 GW si el 10% de los emplazamientos disponibles en el mundo albergaran energía solar flotante.

En España, Acciona acaba de anunciar que planea instalar una planta flotante que tendrá unos 3.000 paneles solares en Extremadura: la empresa invertirá unos 1,6 millones de euros en la fotovoltaica flotante Sierra Brava, que en los municipios cacereños de Alcollarín y Zorita.