Jinko, el primer fabricante de componentes fotovoltaicos que será 100% renovable

Share

Kanping Chen, director general de JinkoSolar, ha sido uno de los ejecutivos de la empresa elogiados este martes por la organización sin ánimo de lucro The Climate Group por firmar su compromiso de RE100.

Con ello, el mayor fabricante de módulos solares del mundo se convirtió en el primero en firmar el compromiso de obtener toda su energía de fuentes renovables para 2025. La empresa con sede en Shangai también se comprometió con el objetivo provisional de adquirir el 70% de su energía de fuentes de energía limpia para el año 2023 y lo hará, según The Climate Group, comprando energía solar a su empresa hermana JinkoPower, cubriendo sus fábricas con paneles solares y ubicando nuevas líneas de producción en lugares con acceso a energía renovable.

“En JinkoSolar, nos preocupamos tanto por la sostenibilidad de nuestros productos como por la forma en que los construimos”, dijo Chen, citado en el comunicado de prensa de The Climate Group. “Ser ecológicos es nuestro negocio, desde adentro hacia afuera, y estamos encantados de ser el primer fabricante de energía solar del mundo en ser miembro de RE100 y EP100 promesa de productividad energética simultáneamente. Tiene sentido desde el punto de vista empresarial ahorrar energía y cambiar a energías renovables. Ser un ciudadano corporativo responsable es más que una buena práctica empresarial: ayuda a que la sociedad sea más sostenible y saludable”.

Expansión de la producción

Ciertamente tiene sentido para Jinko, que no tendrá que buscar lejos la electricidad solar o los módulos, dado el negocio en el que se encuentra.

Es la última parte de su hoja de ruta hacia las energías renovables que es notable, la línea relativa a las nuevas ubicaciones de las fábricas.

Jinko anunció en los excelentes resultados del primer semestre publicados el mes pasado que pronto inaugurará los primeros 5 GW de capacidad de producción anual en su planta de Leshan, que será capaz de producir 16,5 GW de productos Jinko cada año. ¿Está Leshan en un sitio con acceso a energía renovable? ¿Son las otras instalaciones de producción las que aumentarán la producción anual de células solares de la empresa de 7,4 a 10,5 GW este año, su producción de obleas de 10,5 a 15 GW y su volumen de módulos de 12,6 a 16 GW?

Si hay un fácil acceso a la energía limpia cerca de esas enormes instalaciones de producción en la actualidad, pronto tendrá que ser para alcanzar esos objetivos de 2023 y 2025 si Jinko es serio. Si pretende cumplir su promesa, tendrá una gran influencia en la nueva capacidad de energías renovables que se espera que se instale en China en los próximos cuatro a seis años, al menos en las áreas donde Jinko tiene presencia.

También sería interesante entender cómo Jinko pretende “animar” a sus proveedores – presumiblemente de electricidad y polisilicio – a recurrir a las energías renovables.

Reducir el consumo de energía

Al unirse a las filas de los participantes de RE100 durante los eventos de la Semana del Clima de Nueva York de este año, Jinko también se convirtió en el primer fabricante de energía solar en suscribirse a la promesa de EP100 lanzada por The Climate Group y la organización de cabildeo corporativo The Alliance to Save Energy (Alianza para Ahorrar Energía). Bajo los términos de ese compromiso, el gigante solar se esforzará por desplegar un sistema de gestión de la energía para 2030 y mejorar la productividad energética en un 30% para 2025 utilizando 2016 como punto de partida – un importante estímulo para un fabricante solar que opera con márgenes cada vez más estrechos.

La llegada de Jinko es indudablemente bienvenida, pero cabe preguntarse por qué, con casi 300 compañías a bordo que cuentan con unos ingresos combinados de 5,5 billones de dólares en más de 140 mercados y con una plantilla de más de 16 millones de personas, el fabricante de Shanghái ha tardado cinco años en sumarse a la iniciativa.

De todos modos, más vale tarde que nunca.