“La oferta de 0,01470 €/kWh de la subasta de Portugal no es el precio de la fotovoltaica”

Share

El gobierno portugués anunció el martes que la primera subasta de renovables del país había batido el récord mundial de precios bajos con €0,0147/kWh, y el precio precio medio fue de 0,020 €/kWh.

Sin embargo, Antonio Delgado Rigal, director general de la empresa de predicciones de la demanda, producción y precio en el mercado eléctrico Aleasoft, afirma que el “precio récord” de 0,0147 euros no refleja el precio de la energía fotovoltaica”.Ha afirmado a pv magazine que ese precio no sería rentable para un proyecto solar en ninguna parte del mundo. “Este precio no existe en el mercado y ni siquiera es un indicador del precio futuro de la energía en el mercado eléctrico”, dijo. “Este es un precio que proviene de una subasta compleja de la que todavía no conocemos todos los detalles.

“Nadie puede construir un parque solar y ofrecer este precio. Aunque solo podemos especular porque aún no se conocen los detalles de la subasta, puedo decir que el precio de 0,01470 euros/kWh podría ser un factor disuasorio, ya que puede impedir que nuevos participantes se unan a la carrera solar en Portugal”, añadió. “Dicho esto, no pretendo ensombrecer la subasta, que fue absolutamente transparente.”

“No estamos cuestionando los resultados de la subasta, quiero que esto quede claro”, añadió. “Pero podría ser que esta licitación incluyese algunas condiciones que aún no conocemos, que pueden haber hecho posible tal oferta.”

Delgado dijo que el oferente detrás de la oferta podría tener suficientes recursos financieros para no necesitar financiación de terceros para el proyecto. “Esto podría tener alguna contrapartida en algún sentido, desde el punto de vista de asegurar las cuotas de mercado, por ejemplo”, dijo el director ejecutivo de Aleasoft.

Posible impacto negativo

Delgado cree que este récord mundial de precios bajos –si se confirma y se acepta la oferta– podría tener consecuencias negativas para el floreciente mercado de acuerdos privados de compra de energía (PPA) en la Península Ibérica.

“Estos precios desincentivan a varios inversores que esperan precios mucho más altos para los PPAs bilaterales vinculados a los parques solares”, dijo Delgado. “Estos precios son aparentemente buenas noticias porque se trata de energía limpia, pero son negativos para los inversores, los promotores y los nuevos participantes en el mercado. Por supuesto, después de esta subasta las empresas electrointensivas querrán comprar energía a unos 0,020 €/kWh, y los PPAs a 0,040 €/kWh serán más difíciles de asegurar”. El director de Aleasoft afirma que todos los PPAs firmados recientemente en España se han hecho a un precio muy superior a 0,030 euros/kWh. “El resultado de la subasta, sin embargo, no debe crear falsas expectativas: no se puede comprar un Rolex de oro a 100 euros”, dijo.

Delgado prosigue afirmando que los precios de la electricidad están en alza y podrían aumentar aún más. En el mercado escandinavo de la electricidad Nord Pool los precios se encuentran en un máximo histórico. Hace un año, comprar en este mercado era barato. También en España los precios siguen subiendo debido al aumento del precio de las emisiones de CO2.

Más detalles de la subasta

El periódico financiero portugués Dinheiro vivoha revelado más detalles sobre los resultados de la subasta. Se informó de que se había asignado alrededor de 1,15 GW de capacidad de generación solar, menos de los 1,4 GW previstos. De la capacidad asignada, 862 MW se destinaron a proyectos con tarifa fija, mientras que los 288 MW restantes se destinaron a proyectos con tarifa variable.

El artículo añade que Iberdrola y el productor de energía independiente francés Akuo Energy fueron los mayores ganadores de la subasta, este último con la mayor cantidad de capacidad asignada, con 370 MW. No obstante, la empresa española habría obtenido el mayor número de proyectos: siete de los 22 asignados. El artículo también informaba de que algunas eléctricas portuguesas, incluidas EDP y Galp, se encontraban entre los licitadores que no habían conseguido ninguna capacidad de generación.