Las renovables ya generan en Asturias 5.300 empleos

Share

El Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS) de CCOO ha presentado un estudio sobre el potencial de las energías renovables en Asturias en el que se pone de manifiesto que toda la cadena de valor de estas tecnologías tiene ya una importante presencia en esa región que genera más de 5.300 puestos de trabajo.

Gran parte de esa actividad se produce por la fabricación de equipos y componentes sobre todo de las tecnologías de eólica, solar termoeléctrica y fotovoltaica. La biomasa y la geotermia son otras renovables con gran potencial en esa región.

El estudio, realizado con el apoyo de la European Climate Fundatión (ECF) y la colaboración de CCOO de Asturias y de instituciones del Gobierno Asturiano, considera que el contexto de la transición energética y el desarrollo del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima y de la normativa sobre autoconsumo pueden dar un fuerte impulso a la industria asturiana de las renovables.

Un objetivo fundamental de Istas y CCOO  es dar alternativas para que estos procesos de transformación estén fundamentados en los principios de transición justa y no dejen en la cuneta ni a las trabajadoras y trabajadores, ni  a los territorios.

Algunas de las principales líneas de actuación que propone el informe para lograr maximizar las oportunidades de crecimiento de la industria renovable asturiana son:

– La elaboración de un Plan Asturiano de Energías Renovables que establezca la contribución de esta Comunidad Autónoma al Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y en coherencia con el plan específico de energías renovables previsto en el Acuerdo Marco para la Minería de 2018 y la Estrategia de Transición Justa.

– La celebración de subastas específicas por áreas geográficas según recurso renovable disponible, por tecnología y por tamaño, priorizando las cuencas mineras.

– El impulso a la repotenciación de los parques eólicos existentes en Asturias.

– El apoyo institucional para las instalaciones de autoconsumo y generación distribuida (conectadas a red) en el ámbito municipal, doméstico e industrial que compensen el mayor pazo de amortización de las inversiones en Asturias por disponer de menor recurso solar. El apoyo público puede instrumentalizarse mediante subvenciones directas, bonificaciones fiscales en los impuestos locales o simplificación de trámites administrativos y autorizaciones locales.

– El desarrollo de un Programa de Rehabilitación Energética de Edificios con una fuerte integración de energías renovables, con financiación ambiciosa y especialmente para la rehabilitación integral de barrios con edificios de viviendas antiguos con deficientes aislamientos y con población en situación de vulnerabilidad energética. El PNIEC estima la creación de entre 42.000 y 80.000 empleos/año en España debido a las inversiones en ahorro y eficiencia energética.

– La promoción de la industria asturiana de fabricación de equipos renovables:

• En coordinación con los Ministerios de Industria y de Transición Ecológica se podría estudiar la fórmula para articular como obligación para participar en las subastas de renovables, la obligación garantizar que los equipos y los componentes se fabriquen en España.

• A través de la contratación pública verde y responsable, imponer a las empresas que para concursar en licitaciones públicas de proyectos de energías renovables, una parte de los bienes de equipo se fabriquen localmente o en España.

– El Principado de Asturias y los ayuntamientos de la región pueden tener un papel muy activo y ejemplarizante en la incorporación de energías renovables mediante su integración en edificios públicos y el espacio público municipal. Los instrumentos más útiles son las ayudas públicas e incentivos fiscales para empresas y ciudadanos que incentiven medidas innovadoras para la integración arquitectónica y urbanística, estudios locales de recurso y superficie disponibles, y la adopción de medidas legislativas en materia urbanística.

– Reforzar el papel de la Fundación Asturiana de la Energía (FAEN) del Principado de Asturias en la puesta en marcha de proyectos demostrativos y experimentales y en el estudio de recursos disponibles para fomentar el autoconsumo industrial.

– Fomentar la implantación de energías renovables en entornos industriales y empresariales y centros de alta actividad (centros comerciales y/o de ocio, polígonos industriales, áreas empresariales) grandes consumidores de energía, mediante el autoconsumo compartido y las redes cerradas, redes inteligentes de gestión que fomenten las relaciones empresariales. También seria bueno promover campanas informativas sobre los contratos PPA para la compra directa mediante contratos.

– La transición energética implica una transformación económica, social y cultural a gran escala que requerirá́ una actividad educativa de fondo para la sensibilización e información a la ciudadanía, pero también una formación especifica para los responsables de la toma de decisiones y la cualificación y recapacitación de la fuerza trabajadora para su empleabilidad en el sector de las energías renovables.

– Para posibilitar el desarrollo económico alternativo en las comarcas mineras se propone aumentar la oferta de formación reglada, en concreto en ciclos formativos para el sector de las energías renovables y se propone replicar para el sector de las renovables, los programas de formación ocupacional que tuvieron éxito en el campo de la rehabilitación energética en el pasado. Y respecto a la formación universitaria es importante reforzar la oferta de especialidades en energías renovables e impulsar la actividad el Campus Universitario de Mieres, un germen necesario para el desarrollo de la actividad investigadora.