El ICO, a través de AXIS, participa en el proyecto Talasol, de 300 MW

Share

AXIS, la gestora de capital riesgo participada al 100% por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), ha firmado su participación a través del fondo Fond-ICO Infraestructuras II en el proyecto Talasol, que construirá una planta fotovoltaica con una capacidad máxima de 300 MW en el municipio de Talaván (Cáceres).

La participación en el proyecto Talasol ha sido adquirida a la israelí Ellomay Capital, que en abril vendió el 49% de las acciones del proyecto a Fond-ICO Infraestructuras II y a la empresa del Reino Unido Capital Dynamics (24.5% respectivamente). El 51% de las acciones restantes se mantendrá en manos del grupo Ellomay .

La inversión total del proyecto asciende a 228 millones de euros, de los que 97 serán aportados por los tres accionistas, y en concreto AXIS, a través de  Fond-ICO Infraestructuras II, aportará 23,7 millones de euros.

Adicionalmente a los fondos que proporcionan los accionistas, el proyecto ha levantado una financiación project finance de 131 millones de euros con un grupo de bancos (Deutsche Bank, Coöperatieve Rabobank U.A. y ABN Amro), en la que participa también el BEI a través de un préstamo del Plan Juncker. Cabe destacar que los ingresos del proyecto provendrán de la venta de electricidad a precio de mercado y que, para asegurar éste, se ha cerrado un acuerdo de garantía de precios (Power Purchase Agreement).

La construcción de la planta se iniciará en las próximas semanas, y estará operativa en el segundo semestre de 2020. Se convertirá en una de las mayores plantas fotovoltaicas de España. La construcción y operación de la planta va a ser desarrollada por la compañía griega Metka, con una vasta experiencia en el sector, aunque incorpora otras empresas españolas suministradoras de equipos.

Fond-ICO Infraestructuras II es un fondo gestionado por AXIS cuyo objetivo principal es tanto la inversión directa en proyectos de infraestructura sostenible como la inversión a través de otros fondos de inversión en España y en el exterior con empresas españolas. Este fondo tiene una dotación de 400 millones de euros, aprobada en diciembre de 2018 y realiza principalmente inversiones en infraestructuras de transporte, de energía y medio ambiente e infraestructura social. El fondo se ha puesto en marcha en 2019.

Recientemente, el ICO lanzó la primera emisión de bonos verdes por importe de 500 millones de euros, que se destinará a financiar actividades, inversiones y proyectos de empresas españolas que contribuyan a la protección del medio ambiente y a la lucha contra el cambio climático.