Endesa reutilizará baterías de coches eléctricos para almacenar energía en la central térmica de Melilla

Share

Endesa ha recibido la aprobación para instalar un sistema de almacenamiento de 4 MW / 1,7 MWh en su central térmica de Melilla.

El sistema de almacenamiento, que consiste en baterías de vehículos eléctricos de segunda vida del fabricante japonés Nissan, se ubicará en la central térmica de Endesa en Melilla, que cuenta con un sistema eléctrico autónomo.

“La solución podría garantizar el suministro de energía de la ciudad autónoma, que tiene 86.120 habitantes durante 15 minutos o incluso más, si se aplican cargas inferiores a 4 MW”, dijo la compañía.

El proyecto piloto de almacenamiento, que según Endesa es una alternativa más económica a las baterías de almacenamiento de energía estacionarias, se encuentra en fase preliminar y su implementación está prevista para el próximo verano. El sistema se basará en 78 paquetes de baterías utilizados por Nissan en sus vehículos Leaf.

El año pasado, Endesa encargó un proyecto de almacenamiento con una capacidad de producción de 20 MW / 11.7 MWh en su central térmica cerca de Almería. Actualmente es la batería operativa más grande del país. La compañía está planeando un proyecto similar en otra de sus centrales eléctricas cerca de La Coruña.

Endesa y Nissan firmaron una cooperación para promover la movilidad eléctrica en Europa en 2015. En ese momento, las dos compañías dijeron que pretendían lanzar un sistema comercialmente viable de vehículos eléctricos e infraestructura de carga, que permite un flujo de energía bidireccional.

“Gracias a este sistema, un modelo 100 % eléctrico, como el Nissan LEAF o e-NV200 u otro modelo compatible con la versión 2.0 de CHAdeMO (carga rápida de vehículos eléctricos) se puede cargar en períodos de baja demanda, beneficiándose de tarifas de electricidad más baratas”, afirmaron.