Enagás quiere impulsar el hidrógeno

Share

Esta semana, la empresa española de alcance internacional Enagás ha presentado los resultados de los primeros 9 meses de 2018.

En la misma nota de prensa en la que anuncia haber obtenido un beneficio después de impuestos de 325,7 millones de euros, la empresa afirma que “continúa trabajando en proyectos para lograr un mayor desarrollo de energías renovables no eléctricas, como el biogás/biometano y el hidrógeno”, sin añadir especificaciones.

En el tercer trimestre del año, la compañía ha alcanzado acuerdos con instituciones y otras empresas del sector para trabajar conjuntamente en el impulso de estos gases de origen renovable.

Además, el pasado mes de septiembre, el consorcio Gas for Climate, en el que participa Enagás, presentó en Bruselas un Plan de Acción para aumentar la producción de gas renovable en el horizonte 2030.

Según contaba el consultor alemán especialista en energía Stephan Franz en pv magazine international (en inglés), una de las dificultades de promoción del hidrógeno es su alto costo de producción frente al económico gas natural. A pesar de que numerosos proyectos de investigación y publicaciones han considerado al hidrógeno durante décadas como la fuente de energía del futuro, su eficiencia de producción es demasiado baja: las eficiencias típicas de los electrolizadores se encuentran entre el 75 y el 80 %. Para convertir el hidrógeno en electricidad, un 50 % de la energía se pierde como calor, de modo que la eficiencia general es del 35 %. Hay que sumar, además, las pérdidas adicionales de entre el 5 y 35 % resultantes de la compresión o enfriamiento de H2, hidrógeno molecular, para almacenar y transportar el gas.